miércoles, 5 de junio de 2013

ES LEY LA FERTILIZACIÓN ASISTIDA

Poco después de las 6 de la tarde de hoy, la Cámara de Diputados aprobó la ley de fertilización asistida luego de que el Senado el introdujera una serie de modificaciones y de que el proyecto pasara meses y meses cajoneado en el Congreso.
La iniciativa, que consiguió el respaldo de la mayoría de las bancadas, fue aprobada en general por 204 votos afirmativos y 10 abstenciones.
Diputados nacionales oficialistas y de la oposición votaron a favor del proyecto que incluye en el Plan Médico Obligatorio (PMO) a los tratamientos de fertilización asistida, en una sesión signada por la presencia de militantes de organizaciones civiles defensoras de esa causa.
Desde el radicalismo, la legisladora María Luisa Storani celebró que se ponga en marcha "una práctica igual para todos", que cuente con "un presupuesto especial para que las provincias no tengan erogaciones en ese sentido".

También planteó la necesidad de que el Ministerio de Salud direccione sus inversiones a los hospitales públicos, para que sean ellos quienes viabilicen estos tratamientos, y no los sanatorios privados.
En representación del Frente Peronista, la diputada Ivana Bianchi pidió a la presidenta Cristina Kirchner "que reglamente la ley en las próximas 48 horas para los hombres y mujeres que esperan ser padres".
Su par del GEN, Virginia Linares, en tanto, resaltó que se trata de una propuesta "diferente" porque garantiza el derecho de "acceso igualitario (al tratamiento) para todos los individuos o parejas".
Linares detalló que la ley "impacta en más de 600.000 personas" y que alrededor de un "20 por ciento de las parejas" están atravesadas por la imposibilidad de procrear y deben someterse a prácticas de fertilización, cuyo valor oscila "entre los 12 y los 40.000 pesos" por cada intento.
Esta ley permitirá a las parejas que no pueden tener hijos que se sometan a tratamientos de fertilización que deberán cubrir las obras sociales, la medicina prepaga y los hospitales públicos.
El texto había sido aprobado en Diputados un año atrás, pero luego estuvo parado todo el año en Senadores, que recién lo trató hace un mes y lo aprobó con modificaciones, por lo cual debió volver a la Cámara baja.
Los cambios eran menores: que el Ministerio de Salud publique una lista de centros de referencia privados y públicos donde realizarse los tratamientos; que se propicie la formación y capacitación de recursos humanos específicos y que se prevea una partida presupuestaria especial para afrontar estos gastos.
"La vida, la posibilidad de tener un hijo, no puede ser condicionada a la capacidad de pago de las personas", le había dicho Linares a Clarín. De aquí en más, ya no lo estará más.
Fuente: Clarín y Télam