jueves, 29 de agosto de 2013

CELULAS MADRE: EXPERTOS Y PACIENTES PIDEN UNA LEY QUE REGULE TRATAMIENTOS

Fuente: pmfarma.com

El petitorio se planteó en el Senado. Demanda un marco legal para investigaciones y terapias ante la proliferación de grupos que ofrecen un tratamiento no aprobado y cuya eficacia no ha sido probada.
 Académicos, investigadores, médicos y asociaciones de pacientes que participaron de un seminario en el Senado plantearon la necesidad de una ley que regule investigaciones y terapias con células madre, ante la proliferación de prácticas médicas pagas, prohibidas en la fase de estudio clínico, y cuya eficacia no fue probada.
"La falta de una ley nacional que regule las investigaciones y terapias con células madre en Argentina limita el ‘poder de policía’ para clausurar los establecimientos de los grupos que ofrecen un tratamiento no aprobado”, planteó la abogada Fabiana Arzuaga, coordinadora de la Comisión Asesora en Terapias Celulares y Medicina Regenerativa.
Arzuaga, responsable de la Comisión que depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, contó que los grupos "han sofisticado las herramientas jurídicas que acompañan la venta de esas terapias, con el agravante de que los pacientes firmaron el consentimiento informado en el que asumen los riesgos".
"El Ministerio desde su Comisión Asesora trabaja en la elaboración de un proyecto de Ley que contemple la situación de las células madre desde el punto de vista científico, ético y regulatorio", informó Barañao.


El ministro abogó por una ley "que ponga a la Argentina en el contexto internacional y dé al ciudadano la garantía necesaria para que estas tecnologías sean aplicadas en el país bajo las normas más estrictas y éticamente controladas".
Arzuaga enfatizó que los procedemientos que se hacen en China, y que provocan acciones solidarias para juntar elevadas sumas de dinero, "son meramente experimentales, sin protocolos de investigación, y no aportan nada al desarrollo de la ciencia con nuevos conocimientos".
El marco regulatorio vigente en Argentina para la investigación con células madre está integrado por la ley de trasplantes, la regulación de la Anmat para medicamientos y la del ministerio de Salud para la investigación clínica.
Algunos casos en Mendoza

Si bien en Argentina y en América Latina la utilización de células madres se encuentra en una fase experimental, la esperanza de muchos mendocinos con enfermedades neuromusculares se enfoca en China, ya que las investigaciones en ese país se encuentran muy avanzadas.
En nuestra provincia existen varios ejemplos de personas que recurrieron -o lo harán- a este tipo de terapias, muchas de ellas tomaron repercusión pública debido a distintas campañas solidarias destinadas a recaudar fondos para costear los tratamientos.
Uno de los casos más conocidos fue el Benjamín Luengo, un nene de seis años que viajó con su madre a China para someterse a un tratamiento por una parálisis cerebral, pero que luego falleció.

Otro caso de gran repercusión es el de Giovanni Valenti, un pequeño de 5 años de Las Heras que padece parálisis cerebral, y que su familia se encuentra recaudando fondos para poder viajar al gigante asiático para realizarle un tratamiento con células madre.
Ezequiel Colacchio, baterista de 36 años, fue otro de los mendocinos que tomó repercusión recientemente por las campañas solidarias que se organizó para que pudiera viajar al país asiático para efectuarse un trasplante de células madres.

Su problema es una lesión medular y entumecimiento de los músculos en los miembros inferiores y posteriores, dolores cervicales e hiperreflexia (pérdida de estabilidad).
Matías Ceballos (14) también se efectuó una intervención en China para contrarrestar su distrofia muscular, al igual que Roberto Martínez (39).
Mariana Vélez (31), por su parte, fue una de las primeras mendocinas que viajó a ese país para recibir la asistencia médica deseada. Los tres últimos pasaron por la misma clínica: la Wu Stem Cells Medical Center de Pekín, una de las más renombradas del mundo.
Dependiendo de la patología y del tratamiento, el costo de la intervención ronda entre los 30 y los 50 mil dólares.

Télam