viernes, 30 de agosto de 2013

LA MIGRAÑA PUEDE CAMBIAR DE FORMA PERMANENTE LA ESTRUCTURA DEL CEREBRO

Fuente: pmfarma.com

Por primera vez, los científicos identifican los efectos a largo plazo de un trastorno que afecta al 15% de la población mundial 
Hasta ahora los médicos creían que la migraña era un trastorno sin consecuencias a largo plazo, pero un reciente estudio realizado por científicos daneses de la Universidad de Copenhague demuestra, por primera vez que esta enfermedad también puede cambiar, y de forma permanente, la estructura del cerebro de las personas que padecen estos fuertes y frecuentes dolores de cabeza.
Consecuencias en la práctica: los pacientes que sufren migraña tienen también un 50 por ciento más de riesgo de sufrir lesiones cerebrales, aunque este efecto negativo es más fuerte en los pacientes de migraña... con aura. Además, la también llamada "jaqueca" provoca alteraciones en la sustancia blanca y el volumen de cerebro si las comparamos con las personas que no sufren este trastorno.
"Tradicionalmente, la migraña ha sido considerada un trastorno benigno y sin consecuencias a largo plazo para el cerebro" -ha explicado el autor del estudio, Messoud Ashina, de la Universidad de Copenhague en Dinamarca-, "pero nuestra revisión de los estudios sugiere que esta enfermedad puede alterar permanentemente la estructura del cerebro de varias maneras".
Para poder descubrir los efectos a largo plazo de la migraña, este grupo de investigadores revisaron seis ensayos realizados en la población en general y otros 13 estudios clínicos centrados en pacientes en los que se utilizaron Imágenes de Resonancia Magnética.


Los resultados mostraron que la migraña con aura incrementa un 68 por ciento el riesgo de lesiones cerebrales en la materia blanca y la migraña sin aura eleva el riesgo en un 34 por ciento, en comparación con aquellos sin migraña. El riesgo de anomalías como necrosis miocárdica se incrementó en un 44 por ciento en las personas con migraña con aura frente a las de sin aura.
Además, cambios en el volumen del cerebro son más comunes en personas con migraña y migraña con aura que los que no padecen estos intensos dolores de cabeza periódicos, que afectan a alrededor de entre el 10 y el 15 por ciento de la población general y puede causar una carga personal, laboral y social sustancial.
Pero este avance en el estudio de la migraña también tiene un efecto positivo: permitirá a los expertos avanzar en un tratamiento capaz de atacar tanto la frecuencia como la duración de los episodios de migraña, una enfermedad que afecta al 15 por ciento de la población mundial.