jueves, 31 de marzo de 2016

EL USO ABUSIVO DE LA TECNOLOGÍA, RIESGO PARA LA SALUD MENTAL

 Fuente: www.efesalud.com

¿Alguien duda de las enormes ventajas que las nuevas tecnologías aportan al bienestar, la comunicación y el conocimiento? Pocos ¿Alguien duda de que su abuso es una amenaza para la salud mental? Esperamos que también pocos

Otras noticias
EFE/Alberto EstévezEFE/Alberto Estévez
“El Bisturí” ha preguntado en su encuesta semanal sobre la influencia de las nuevas tecnologías en la vida de las personas, y el colaborador de nuestro programa de radio en materia de salud mental, el psicólogo Sergio García, ha dado algunos avisos para corregir excesos y abusos en su uso saludable y razonable.
Cada vez resulta más habitual, con el riesgo de su inclusión en las actitudes de lo que muchos llaman normalidad, la imagen de estar con amigos y que cada cual esté mirando, revisando o tecleando en su teléfono móvil. ¿Cómo afecta este comportamiento?.


“De alguna manera -sostiene Sergio García- es una afrenta hacia el grupo presencial con el que teóricamente estamos conversando. Hay que saber encauzar el uso del móvil. Es una tecnología a la que se suman las redes sociales, el correo y las aplicaciones, que nos facilitan la vida, pero que en ocasiones la pueden enturbiar”.
Resulta, añade Sergio, que me estoy relacionando cara a cara y de repente doy prioridad a cada sonido del móvil. Cualquier señal del teléfono da más jerarquía que la persona que está conmigo. Se distorsiona la relación de tú a tú.
El psicólogo aconseja que se reflexione sobre estas situaciones y el efecto perjudicial que puede ejercer sobre la satisfacción de la relación.
EFE/Alex Hofford
EFE/Alex Hofford
“Las redes sociales están bien para divulgar trabajo, información y opiniones, pero cuando la actitud se aproxima a lo paranoico algo no va en la buena dirección. Además, cuando todo lo que hago lo subo a facebook o a las redes muestro mi intimidad de manera excesiva, y esto supone un riesgo”, señala Sergio García.
Sus conclusiones se resumen con claridad. “Hay que dar prioridad a las relaciones presenciales. Las redes sociales son un elemento de comunicación, pero no deben convertirse en grandes protagonistas. Saberlas usar, sin abusar de ellas, es clave para una vida saludable”.
“En la sociedad que vivimos -completa el psicólogo- es complicado, pero debemos evitar la inercia”. Y añade que tenemos que tomar las riendas, sin dejarnos dirigir por una tendencia poco equilibrada, poco sana, y ser capaces de decidir por nosotros mismos, sin ser meros replicantes de lo que hagan los demás.