lunes, 3 de diciembre de 2012

UN INFORME CUESTIONA EL ACCIONAR DE LA ANMAT EN MATERIA DE CONTROL DE MEDICAMENTOS

Fuente: miradaprofesional.com
A pocos días que la organización Mundial de la salud (OMS) destacó el trabajo de la Argentina en materia de control de medicamentos, un informe interno crítica a la principal entidad dedicada a la actividad. Se trata de un documento difundido esta semana por la Auditoria General de la Nación (AGN), que estudió el accionar de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) durante el 2010 y el 2011. Según sus conclusiones, se detectaron fallas en los controles y criticó la estructura de inspección, que consideró demasiado pequeña.

El informe de La AGN generó duras críticas a la ANMAT, entidad que depende del ministerio de Salud nacional y se dedica a controla los fármacos en el país. En el trabajo, al que tuvo acceso MIRADA PROFESIONAL, asegura que se detectaron fallas en la formas de control.


En el programa de pesquisa, el tratamiento administrativo dado al hallazgo de
medicamentos ilegítimos como logro del programa, se debilita ante la competencia de
las jurisdicciones provinciales”, advirtió la AGN. Para la entidad, “la ANMAT no efectúa un seguimiento del mismo cuando dicho tratamiento está a cargo de una jurisdicción provincial”, y tampoco “se han detectado constancias de comunicaciones realizadas a la ANMAT por estas jurisdicciones, relacionadas con el curso administrativo otorgado a los hallazgos de tales medicamentos obtenidos a partir del programa de pesquisa”.

Además, la AGN -de acuerdo con el informe que hizo público el auditor Alejandro Nieva- señala que “en el programa de Pesquisa de Medicamentos hay sólo dos inspectores para toda la provincia de Buenos Aires”. “La cantidad de inspectores existentes para atender las inspecciones de pesquisa, era durante el período auditado, trece personas para todo el país. Resulta una dotación exigua, teniendo en cuenta que -según procedimientos operativos estándares- se intenta alcanzar a inspeccionar una vez por año a cada establecimiento de la CABA, y por lo menos una vez al año a cada provincia (la cantidad que resulte posible en cada visita)”, subraya el informe.

Además, dijeron los auditores que detectaron órdenes de inspección en las que había infracciones "sin que se adviertan acciones para solucionar la situación". Por ejemplo señalaron casos en los que no había director médico en el laboratorio. “Las inspecciones de buenas prácticas de fabricación (BPF) planificadas no llegan a
cumplirse, en razón de que ocurren diversas cuestiones que tornan necesario realizar
inspecciones no planificadas”, adelantó la entidad de control.

Las conclusiones de La AGN son contundentes: “La ANMAT presenta inconvenientes para cumplir su misión en el interior del país, en razón de que no tiene competencia sobre establecimientos habilitados por una jurisdicción provincial y no trascienden de ella.
Los hallazgos que realiza de droguerías provinciales que comercializan medicamentos ilegítimos (programa de Pesquisa) deben ser sancionados por las autoridades jurisdiccionales, sin que existan constancias de comunicación entre la ANMAT y las citadas autoridades sanitarias provinciales”.

Las críticas al ANMAT llegan luego de que la OMS destacara la tarea del país en la materia, en un reciente encuentro del mecanismo contra los medicamentos falsificados. De visita al país, la titular de la entidad Margaret Chan elogió la accesibilidad que existe en la Argentina en materia sanitaria y destacó sus mecanismos de provisión y control de medicamentos.

Chan agradeció al titular de la cartera sanitaria Juan Manzur "por apoyar el derecho a la salud de las personas de este país y de los inmigrantes que viven aquí", al tiempo que señaló que el funcionario "es un líder político y un cirujano, y es muy modesto sobre sus logros personales al mando de una de las provincias menos desarrolladas, donde es notable cómo ha revertido y reducido la mortalidad infantil".