jueves, 11 de octubre de 2012

RECUERDAN QUE LOS MEDICAMENTOS BIOLÓGICOS SÓLO PUEDEN SER DISPENSADOS POR MÉDICOS

En un reciente encuentro de especialistas realizado en la ciudad santafecina de Rosario, los medicamentos biológicos o biofármacos fueron el eje del debate. “Vedette” de la industria farmacéutica, estos productos son lo último en materia de medicación, y si bien su uso se extiende en varias áreas hay muchas dudas dudas sobre su impacto. Por eso, se recomienda que sólo los médicos prescriban estos productos, para lo cual es necesario que los profesionales estén al tanto de los detalles de este nuevo boom de la medicina.

La recomendación se hizo en un encuentro de neurólogos realizado recientemente en Rosario. Durante el mismo, se habló del deber de actualización científica permanente que deben tener los médicos, como únicos prescriptores de los mismos. Esto, dicen, permite tener más eficacia y seguridad de los biomedicamentos que circulan en la Argentina.

“Es necesario hacer foco en la importancia de que los médicos conozcan los medicamentos biológicos y por ende prescriban correctamente”, dijo Ignacio Maglio, abogado diplomado en Salud Pública, jefe de la sección Riesgo Médico-Legal del hospital Muñiz y coordinador del Área de Promoción de Derechos de la Fundación Huésped.

Para el especialista, “el acto de prescripción es un deber médico insustituible, un rol del especialista muy importante y muy complejo, aunque muchas veces descuidado y en ocasiones delegado en la secretaria del consultorio. Esto provoca que al prescribir medicamentos ocurran errores graves, lo que no sólo representa un problema serio de salud pública a nivel mundial, sino que además en el caso de los medicamentos biológicos puede generar un desenlace fatal”.

Cabe recordar que los biomedicamentos o biofármacos son producidos por células vivas modificadas genéticamente, como bacterias, hongos o células de animales mamíferos vivos. Se diferencian de los medicamentos químicos convencionales debido a que sólo pueden ser producidos por células y por ello poseen un peso molecular mucho mayor al de los productos hechos de sustancias químicas o sintéticas.

Los productos biológicos, al ser producidos por células vivas, requieren de una serie de pruebas exhaustivas que comprueben su seguridad y eficacia. Debido a que actualmente el registro sanitario es automático y no establece diferencias para los diversos tipos de medicamentos que ingresan al mercado (químico o biológico), los requisitos de ingreso son los mismos para todos los productos farmacéuticos.

Debido a este proceso único de elaboración que permite desarrollarlas, denominado biotecnología, antes de realizar la prescripción es preciso que cada profesional tenga un actualizado y acabado conocimiento acerca de los antecedentes, la composición, estos procesos de elaboración y los requerimientos normativos de los medicamentos biológicos; para poder recetarle a sus pacientes la mejor opción disponible para su patología, en cumplimiento del derecho que toda persona tiene.



"La característica más importante que distingue a los medicamentos biológicos de aquellos tradicionales de síntesis química tiene que ver con el grado de complejidad de los procesos de producción, y a partir de allí se desencadena toda una serie de diferencias", refirió por su parte Pablo Matar, doctor en Bioquímica, investigador adjunto del CONICET y docente de Genética y Oncología de la Facultad de Ciencias Medicas de la Universidad Nacional de Rosario.

Además, el medicamento biológico tiene un peso molecular mucho mayor y una estructura molecular mucho más compleja que una droga de síntesis química. Por otro lado, los biofármacos son producidos con células vivas, que pueden ser bacterias, hongos, levaduras, células de mamíferos, otros animales vivos o plantas.

FUENTE: MIRADAPROFESIONAL.COM