viernes, 29 de noviembre de 2013

POR LEY, LOS PACIENTES TRASPLANTADOS DEBERÁN RECIBIR DE FORMA GRATUITA LOS MEDICAMENTOS

FUENTE: miradaprofesional
BUENOS AIRES, noviembre 29: Lo establece la norma aprobada esta semana por la cámara de Diputados nacional. La misma crea un Régimen de Protección Integra para estas persona, que incluye otros beneficios como acceso a la vivienda y pensiones para desempleados. Los alcances de la ley incluyen a personas en lista de espera del INCUCAI, autoridad de aplicación.
sucedió con los pacientes diabéticos, ahora las personas que recibieron algún trasplante contarán con una mayor cobertura de medicamentos y otros insumos, en el marco de una nueva ley que otorga nuevos beneficios a este grupo de riesgo. Se trata de una norma aprobada en la última sesión de la cámara de Diputados de la Nación, conocida popularmente como ley del trasplantado, que luego de varias idas y venidas se aprobó. Entre otras cuestiones, se deberán entregar fármacos gratuitos relacionados por el trasplante o patologías asociadas. Además, se generarán otros beneficios, como mejor acceso a la vivienda, pensiones para pacientes sin empleos y otras cuestiones sociales y sanitarias.



La cámara baja dio sanción definitiva a un proyecto que contaba con el visto bueno del Senado, pero que había sido modificada varias veces en ambos recintos. La misma prevé la entrega de cobertura del 100 por ciento en medicamentos, tanto los que se usan luego del trasplante como los necesarios para tratar patologías relacionadas. Por otra parte, obliga a obras sociales y empresas de medicina prepaga a dar cobertura del 100 por ciento de los medicamentos, estudios y demás prácticas médicas necesarias para garantizar una adecuada atención de la salud de estos pacientes.

Además, se crea un Régimen de Protección Integra, para las personas trasplantadas, que les asegure “la integración familiar y social mediante la atención médica integral, educación en todos sus niveles, seguridad social e inserción laboral”. Entre otras cuestiones, este régimen contempla “un pase de transporte para los pacientes trasplantados (como el que tienen las personas con discapacidad) como así también para un acompañante”. Además, dispone importantes beneficios impositivos para las empresas que den trabajo a un trasplantado (permitiéndoles deducir del pago de ganancias el 70 por ciento de los sueldos), y garantiza a los pacientes en situación de desempleo el acceso a una asignación equivalente a una jubilación mínima.

Los beneficios protegen tanto a quienes recibieron un órgano como a las personas que están en lista de espera en el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI).

La ley habla del acceso a la vivienda: quienes carezcan de recursos suficientes serán ayudados para “la adquisición de una adecuada unidad habitacional o la adaptación de su vivienda a las exigencias que su condición de trasplantada le demande”. Además, el Ministerio de Educación debe incorporar como materia de estudio la temática relativa a la donación de órganos y los trasplantes.

Cabe recordar que el 1º de junio de 2011, en la Cámara de Senadores, fue aprobada una ley que, al ser elevada a Diputados, esa cámara la modificó debiendo volver, para su revisión y tratamiento, a la cámara baja. Allí se le hicieron modificaciones, posterior a una reunión de trasplantados con la Comisión de Salud, y durante la jornada de este miércoles recibió la media sanción. Ahora se espera que Diputados le de tratamiento y aprobación definitiva sin modificaciones.

Miguel Gallo, cardio-trasplantado de Corrientes y activo promotor de la causa de la donación de órganos, manifestó que actualmente “las personas que han recibido un órgano no cuentan con una cobertura especial”. “Es por ello que se está trabajando en una ley que les garantice la inserción laboral, el acceso a la educación gratuita y una pensión para aquellos que quedan imposibilitados de trabajar”, sostuvo.