jueves, 19 de mayo de 2016

LLAMAN A DISMINUIR EL CRECIENTE NÚMERO DE CESÁREAS INNECESARIAS



Fuente: www.consensosalud.com.ar

Así lo indicaron funcionarios, académicos y expertos durante la Jornada por la Semana Mundial del Parto Respetado. Las cifras, tanto en Argentina como en la región, se encuentran muy por encima del ideal.

20160518_091921_resizedFuncionarios del Ministerio de Salud de la Nación y expertos de distintas organizaciones llamaron hoy a disminuir la creciente tasa de cesáreas innecesarias en Argentina y la región, durante la Jornada por la Semana Mundial del Parto Respetado, organizada por la cartera sanitaria, la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), Unicef y la Academia Nacional de Medicina de Buenos Aires.


“Las imposiciones, las modas, la desinformación motivaron que ciertas prácticas como el parto fueran medicalizándose. Muchas veces se trata de prácticas injustificadas, no exentas de riesgos y complicaciones”, afirmó la representante de la OPS/OMS en Argentina, Maureen Birmingham, durante la apertura del encuentro realizado en la Academia de Medicina. En tanto, la subsecretaria de Atención Primaria de la Salud de la Nación, Dora Vilar de Saráchaga, destacó el derecho de la mujer a un parto natural, “respetuoso de los tiempos, evitando prácticas invasivas y el suministro de medicación que no esté justificado”.
Según nuevos datos proporcionados por el 2º Informe de Relevamiento Epidemiológico SIP-GESTIÓN, la tasa de cesáreas en hospitales públicos de Argentina mostró una tendencia creciente y sostenida durante el quinquenio 2010-2014 con un valor promedio del 30,9 por ciento, pero si se toma el subsector de las obras sociales provinciales, la cifra escala al 67 por ciento en ese período. “Las altas tasas de las operaciones cesáreas son un indicador claro de inequidad. Se da la paradoja de que mientras las poblaciones que más necesitan la cesárea en el mundo muchas veces no acceden, en otras regiones como América se registra una sobreutilización de las mismas”, explicó el consultor en Salud Materna de la OPS/OMS en Argentina, Ariel Karolinski.
El 55 por ciento de los argentinos cree que las operaciones cesáreas van a seguir aumentando, aunque el 46 por ciento cree que es muy importante promover el parto natural, de acuerdo con una encuesta presentada en el evento por la consultora Voices. El trabajo, realizado para conocer qué sabe la sociedad argentina en torno a este tema, muestra que el 27 por ciento de la población considera que las mujeres prefieren el parto por cesárea, mientras que el 46 por ciento opta por el parto natural. El 87 por ciento, además, acuerda con que la cesárea en Argentina se realiza a veces sin necesidad médica.
La operación cesárea puede salvar vidas, pero cuando se realiza sin necesidad médica, puede poner a las mujeres y a sus bebés en riesgo de problemas de salud a corto y a largo plazo. En la región, aproximadamente cuarenta de cada cien partos son por operación cesárea, superando el ideal de entre diez y quince de cada cien considerado por expertos de todo el mundo.
La operación cesárea podría ser necesaria cuando el parto vaginal entrañe un riesgo para la madre o el bebé, por ejemplo debido a trabajo de parto prolongado, sufrimiento fetal, o porque el bebé está presentándose en una posición anormal. Estudios nuevos revelan que cuándo la tasa de cesárea se acerca al 10% a nivel de población, disminuye el número de defunciones maternas y de los recién nacidos. Pero cuando la frecuencia va por encima del 10%, no hay indicios de que mejoran las tasas de mortalidad.
“Nos preocupa el hecho de que las cesáreas estén aumentando cada vez más”, indicó la representante de Unicef Argentina, Florence Bauer, quien también subrayó la importancia de que se haya sancionado en el país la Ley de Parto Respetado y se implemente la iniciativa de Maternidades Seguras para garantizar que las familias “puedan tomar las decisiones en un entorno familiar y siendo los protagonistas del parto”.
Para el presidente de la Academia Nacional de Medicina, Manuel Martí, “la cesárea implica una patología y cuando se hace sin patología previa, estamos invadiendo espacios y yendo contra lo natural”. “En las maternidades, las dueñas de casa son las mujeres embarazadas y los padres no son visita, porque la familia es la protagonista”, señaló el doctor Miguel Larguía, de la entidad académica.
Durante el encuentro, también habló por videoconferencia el director del Departamento de Salud Familiar, Género y Curso de Vida de la OPS/OMS, Luis Andrés De Francisco Serpa, quien destacó los principios de la OMS para el nacimiento (apoyo continuo y acompañamiento durante el trabajo de parto y parto; respeto por prácticas culturalmente importantes, limitar la inducción y conducción del parto para indicaciones médicas específicas, y que cada mujer debe decidir libremente qué posición adoptar durante el expulsivo, entre otras.
También expuso el asesor regional del Centro Latinoamericano de Perinatología de la OPS Bremen de Mucio, quien presentó las intervenciones efectivas basadas en evidencia científica para disminuir la tasa de cesáreas. También disertaron en la jornada la doctora Emilce Vera Benítez, quien expuso sobre los lineamientos de trabajo de la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia, focalizando en la regionalización perinatal; y Guillermo Carroli, del Centro Rosarino de Estudios Perinatales, que brindó una presentación sobre las oportunidades para mejorar la atención del parto en Argentina.