lunes, 2 de mayo de 2016

REVELAN NUEVO HALLAZGO RELACIONADO CON LA ADICCIÓN AL ALCOHOL

Fuente:www.consensosalud.com.ar


Según científicos, el alcohol activa en la amígdala extendida las neuronas de CRH, que transmiten la excitación al área tegmental ventral y eventualmente provocan el consumo de alcohol.

alcoholismo(Prensa Latina) Científicos estadounidenses han descubierto redes neuronales que pueden estar relacionadas con la adicción al alcohol, se conoció hoy. Los enlaces unen dos partes del cerebro, la amígdala extendida y el área tegmental ventral, de las cuales dependen respectivamente la reacción al estrés y las adicciones, destaca un artículo del portal News Medical.


Investigaciones previas ya habían indicado la participación de la amígdala extendida y el área tegmental ventral en la expresión del alcoholismo.
Sin embargo, los neurobiólogos de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill (EE.UU.) por primera vez han conseguido demostrar en su estudio que estas dos partes interactúan a través del esquema neuronal, destaca la publicación.
Las redes constan de neuronas de proyección que pueden transmitir señales a otras partes del cerebro. Este tipo de neuronas produce hormonas liberadoras de corticotropina (CRH) que regulan la síntesis de otras hormonas y luchan contra el estrés.
En tal sentido, los expertos realizaron experimentos con ratas, los cuales demostraron que la supresión de la actividad de las redes entre las dos partes cerebrales protege el organismo contra el consumo excesivo de alimentos y alcohol.
Según los científicos, el alcohol activa en la amígdala extendida las neuronas de CRH, que transmiten la excitación al área tegmental ventral y eventualmente provocan el consumo de alcohol en el futuro.
A propósito de ello, el director del Departamento de Psicología de la Universidad, Todd Thiele, sugirió seguir intentando identificar objetivos alternativos para tratar los trastornos relacionados con el consumo del alcohol.
Cada año se producen 3,3 millones de muertes en el mundo debido al consumo nocivo de alcohol, lo que representa un 5,9 por ciento de todas las defunciones, estima la Organización Mundial de la Salud.
Su ingestión, añade la agencia, puede aumentar el riesgo de las personas de desarrollar más de 200 enfermedades y trastornos.