martes, 8 de enero de 2013

CONSIGUEN RECUPERAR LA VISIÓN DE RATONES TOTALMENTE CIEGOS

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -
   Un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, ha logrado restaurar la visión de ratones totalmente ciegos gracias a un novedoso tratamiento basado en la inyección de células fotorreceptoras en el ojo, según los resultados del estudio que publica la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS).
   Hace un año se consiguió un avance similar en ratones que padecían ceguera nocturna, por lo que tras esta nueva investigación sus autores apuntan que esta técnica podría utilizarse en personas con enfermedades oculares degenerativas.
   En este caso, los ratones tratados estaban afectados por retinitis pigmentosa, enfermedad que provoca la pérdida gradual de las células fotorreceptores de la retina encargadas de permitir la visión en condiciones de baja luminosidad, lo que hace que no puedan ver la diferencia entre la luz y la oscuridad.


   Los investigadores inyectaron células "precursoras", capaces de convertirse en los fundamentos de una retina una vez que están dentro del ojo, y dos semanas después de las inyecciones se formó una retina.
   El profesor Robert MacLaren, quien dirigió el estudio, ha explicado a la BBC que la recreación de toda la estructura es "la primera prueba de que puedes tomar a un ratón completamente ciego, inyectarle las células y reconstruir toda la capa fotorreceptora".
   "Fue como restaurar toda la pantalla de una computadora y no sólo reparar pixeles individuales", ha reconocido.
   Los ratones fueron sometidos a pruebas para ver si se escondían cuando estaban en una zona iluminada y si sus pupilas se contraían en respuesta a la luz, y también se les realizaron escáneres para ver si el cerebro estaba procesando la información visual.

ENSAYOS CON CÉLULAS MADRE HUMANAS

   Los investigadores ya están llevando a cabo ensayos con células madre embrionarias humanas en el Hospital de Ojos Moorfields, de Londres, en pacientes con enfermedad de Stargardt, una forma de degeneración macular.
   Los resultados preliminares sugieren que la técnica es segura pero todavía se necesitarán varios años para obtener resultados confiables.
   El profesor Pete Coffee, del Instituto de Oftalmología de la Universidad de Londres, ha apuntado que el hallazgo es importante porque analizó "los casos más severos de ceguera y los más relevantes clínicamente".
   "Esto es probablemente lo que necesitaríamos hacer para restaurar la visión a un paciente que ha perdido la vista", afirma. Sin embargo, ha reconocido que este estudio y otros similares necesitan demostrar la calidad de la visión recuperada, ya que los escáneres cerebrales y las pruebas de sensibilidad a la luz no son suficientes.