miércoles, 23 de octubre de 2013

CULPAN A LAS PREPAGAS POR LA MALA ATENCIÓN EN CLINICAS PRIVADAS

Fuente: bureaudesalud.com
La atención en los hospitales y clínicas privadas no es buena, desde dos organismos orientados a la defensa del público nos explicaron las principales causas, y de qué se queja la gente.
El titular de Defensa al Consumidor, el abogado Guido Rocuzzo relató que la principal causa en la mala atención de las clínicas son los conflictos con las prepagas.
“Usualmente se denuncia a las empresas de medicina prepaga cuando se niegan a cumplir una determinada prestación que esta en el PMO (Plan Médico Obligatorio) o en su propia carta constitutiva” dijo Rocuzzo.

En este caso el organismo llama a las partes a una audiencia conciliatoria y si esta fracasa, Defensa al Consumidor tiene la autoridad necesaria para aplicar las sanciones que marca la ley e incluso ordenar a que la situación cese -la negativa a cubrir una prestación- explicó el responsable de la cartera.
El abogado se refirió a los co-seguros y demás ´gastos extras´que agreguen las prepagas y que a menudo son causa de reclamos de los consumidores e indicó que “es legal siempre y cuando el usuario esté informado”.
“La información al consumidor es lo principal, se debe informar cuándo y cómo se va a realizar el aumento en las cuotas o cuáles van a ser los coseguros, no puede unilateralmente la empresa de medicina privada realizar cambios” finalizó.
Por su parte, el titular de Protectora, el abogado José Luis Ramón indicó que algunos problemas persisten porque “el consumidor no reclama”
“A veces recibimos quejas y, una vez que se actúa, las clínicas responden con una solución rápida hacia el usuario, pero si no hay reclamo se aprovechan y no cumplen”.
Sin embargo, al igual que Rocuzzo, Ramón dijo que el mayor porcentaje de reclamos que reciben en la organización con respecto a la salud, corresponde al accionar de las prepagas, organismos que “dificultan la correcta atención del paciente”.
Hay distintos aspectos que reclama la gente a las prepagas, según señaló Ramón:
“El primero tiene que ver con el aumento en las cuotas de la medicina prepaga, sobre todo porque lo hacen de forma ilegal, y sin previo aviso”.
Otro de los ítems que provoca el descontento de los consumidores tiene que ver con los ´co-seguros´de las obras sociales, “hay ciertas cosas de complejidad que las obras sociales no pueden pagar y le ´piden colaboración a los usuarios´, pero desde que existe una regulación ya no pueden hacerlo”
“Y el tercer conflicto que se les presenta a los usuarios es cuando las prepagas determinan que a partir de cierta edad la cuota aumenta, o cuando establecen “preexistencias de alguna dolencia del usuario” -aduciendo que la enfermedad es anterior al momento en que la persona se afilió- y por lo tanto pretenden no cubrir el tratamiento que este requiera”.
En la misma línea el miembro de la asociación señaló el problema grave al que se enfrentan algunos pacientes cuando las prepagas no reconocen determinadas intervenciones por considerarlas estéticas, cuando no lo son, o cuando se niegan a cubrir el costo de una prótesis que viene del exterior. “Todos estos casos terminan en juicio para lograr que el usuario reciba la atención necesaria o el implante”, señaló Ramón.
Por otra parte, el abogado señaló que muchas veces los reclamos no prosperan debido a que “los jueces de primera instancia no aceptan la competencia de un reclamo de salud e indican que es un tema que tiene que tratar el ministerio de salud, y, a su vez los jueces federales se niegan a aceptarlos porque dicen que se trata de un tema comercial”
Para todos los casos citados la ONG Protectora tiene formularios de reclamo a disposición de los usuarios en su página web.
Un comunicado de Protectora al respecto explica:
“La Ley 26.682 propuesta por el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dispone una regulación sobre la medicina privada, pero también sobre los planes voluntarios y superadores ofrecidos por las obras sociales, estos últimos –los superadores– son la forma por el que se ha venido dando la comercialización de los planes de las empresas de Medicina Prepaga.”
“Cuando mayor regulación estatal haya sobre estos artilugios del mercado de la salud privada, más cerca estaremos de que en nuestro país la salud sea garantizada como un verdadero derecho humano.”
La entidad dispone de un formulario de reclamo denominado “Medicina Prepaga poe Falta de Atención adecuada en Clínicas y Sanatorios”.
El mismo indica: “Si Ud. ha sido víctima de un “mala atención”, por parte de Sanatorios, clínicas, consultorios, laboratorios o cualquier otro prestador de su Empresa de Medicina Prepaga, que es causado por presiones sectoriales para provocar aumentos a ilegales a los usuarios, lo mismo es ilegal y debe ser rechazado.”
En los organismos públicos la situación es otra
Desde la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (A.M.PRO.S) la doctora Gladys Velásquez, Pro Secretaria Gremial y de Relaciones Públicas, explicó que las quejas que habitualmente reciben “no tienen que ver con el capital humano, que en general es de excelencia, sino que la mayoría están orientadas hacia la falta de infraestructura, y de insumos médicos”.
Velásquez explicó que otro de los problemas que reportan los pacientes es la falta de turnos y de médicos disponibles para la atención. Además de la falta de comunicación entre los distintos hospitales y centros de salud que originan los problemas de traslado que, en algunos casos provocan la muerte del paciente, sobre todo cuando la persona debe ser enviada desde algún departamento alejado a un hospital del centro de Mendoza.
“Faltan remedios, y cuando nos los dan no son suficientes para completar los tratamientos; los turnos de las cirugías llegan hasta el 2014; y en muchos centros de salud no hay pediatras y deben ser trasladados al Hospital Notti donde no se les da turno” resumió la doctora.