martes, 25 de agosto de 2015

NO VACUNAR A LOS NIÑOS AUMENTA EL RIESGO QUE RSURJAN ALGUNAS ENFERMEDADES

Fuente: elmundo.es

  • Alertan de que la disminución de las coberturas vacunales dificulta la inmunidad colectiva.

  • Advierten de que mientras el microorganismo que transmite la enfermedad exista en el mundo, hay riesgo de contraer la enfermedad.

"La vacunación es la estrategia preventiva más beneficiosa que existe en salud pública. Por ello, es esencial que los programas de vacunación tengan unas altas tasas de cobertura para inmunizar a todos los grupos de la población y evitar el resurgimiento de enfermedades que están controladas, como el sarampión o la tos ferina", ha afirmado el doctor Jaume Piulats, presidente de la comisión científica de la Real Academia de Farmacia de Cataluña (RAFC), en el encuentro informativo sobre vacunación en la sede de la institución.
El debate sobre las vacunas se ha reabierto estos días con el caso del niño de Olot infectado por difteria y, por este caso y por la observación de varios pediatras de niños no vacunados, los farmacéuticos ven la necesidad de sensibilizar a la población de la importancia de la vacunación e informar de las recomendaciones sobre "vacunación y salud pública" que publicaron en marzo de este año.


PUBLICIDAD
El estudio pone de manifiesto que "la disminución de las coberturas vacunales dificulta la inmunidad colectiva, siendo necesaria la plena estabilidad y continuidad de los programas de vacunaciones". La doctora Àngela Domínguez, del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Barcelona, sostiene que "mientras el microorganismo que transmite la enfermedad exista en el mundo, hay riesgo de enfermedad". En este sentido, Domínguez ha insistido en la importancia de la vacunación ya que "la erradicación de las enfermedades se consigue con las vacunas".
Por su parte, el Dr. Tomàs Pumarola, del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Vall d'Hebron ha indicado que "aunque no haya casos de una enfermedad no significa que ésta no pueda volver a nuestra sociedad". "Lo que nos obliga a seguir con los calendarios vacunales y a mantener altos niveles de vacunación es que las enfermedades no se hayan erradicado", añade el doctor.
Pumarola, ha destacado en defensa de las vacunas que "los efectos secundarios siempre son menores que las enfermedades". Algo que, también, ha recalcado Domínguez, "el riesgo cero a contraer una enfermedad no existe, pero los inconvenientes de la vacunación son inferiores a los de las vacunas".
La Academia defiende el uso de las vacunas que ahora se está discutiendo y sobre todo dan importancia a aumentar el grado de fidelidad, "lo más importante es educar a la población, ofrecerle una buena información para que sea consciente de sus beneficios, no sólo para el individuo sino también para el colectivo, para la sociedad en general", ha apuntado la Domínguez. "Es mejor que la gente se vacune por convicción que por obligación", ha señalado Pumarola. Piulats se sorprende de "que haya dudas sobre las vacunaciones, que es uno de los temas de salud pública más investigados junto con la potabilización del agua.