lunes, 18 de mayo de 2015

LA AFIP LE RECLAMA A CLÍNICAS Y SANATORIOS UNA DEUDA DE $ 1.200 MILLONES

Fuente: El Cronista Comercial

EN MEDIO DE LA PELEA POR LA SUBA DE CUOTAS DE LAS PREPAGAS

La AFIP le reclama a clínicas y sanatorios una deuda de $ 1200 millones

El sector arrastra un rojo desde 2007 generado por la falta de pago de aportes y contribuciones. El organismo insiste en que las empresas adhieran a la moratoria.
MATÍAS BONELLI mbonelli@cronista.com En medio de la disputa por el incremento de las cuotas de las empresas de medicina prepaga, que utilizarán para mejorar las tarifas que pagan a clínicas y sanatorios privados, apareció un actor que hasta aquí no tenía demasiada presencia. La AFIP salió a reclamarle a los prestadores de las prepagas el pago de una deuda de $ 1200 millones que arrastran desde 2007, en concepto de aportes y contribuciones en situación irregular. Esta suma pertenece exclusivamente a las clínicas, sanatorios y centros de estudios independientes -entre otros-, y no a los que funcionan bajo el brazo de las empresas de medicina privada, que cuentan con una espalda más fuerte. Durante las últimas charlas la AFIP le reclamó al sector que adhiriera a la moratoria, algo que no es bien visto por los empresarios ya que, sostienen "no nos es conveniente". A cambio, esperan que se apruebe un proyecto de ley que plantea una moratoria especial para este sector, con beneficios ventajosos, y que ya cuenta con media sanción del Senado. Desde el organismo recaudador advirtieron que continuarán atentos a esta situación, ya que pretenden comenzar a regularizar las cuentas de estas firmas de salud, aunque hasta ahora no se logró avanzar sobre un acuerdo concreto. El escudo protector más fuerte que tienen hoy los prestadores de las prepagas es la ley de emergencia sanitaria que rige en la Argentina desde 2002. Ese mecanismo beneficia a las empresas del rubro ya que no pueden ser embargadas. Sí se les puede iniciar juicio, en cambio, aunque en caso de ganarlo no puede ser ejecutado.

"Si en algún momento nos sacan la emergencia sanitaria habrá varios empresarios que llevarán a la AFIP la llave de su clínica porque no habrá forma de sobrellevar la situación" confió una de las fuentes consultadas. Por esto, el organismo recaudador intenta por todos los medios que las firmas comiencen a poner sus cuentas en orden. El rojo de $ 1200 millones que arrastran las prestadoras en su gran mayoría tiene que ver con deudas contraídas hace ocho años, aunque en ese paquete se encuentran también situaciones irregulares previas a ese año. En 2002 el Gobierno determinó una moratoria especial para el sector, a raíz de los desajustes financieros que se habían generado tras la salida de la convertibilidad, lo que ayudó a varias empresas a mejorar su situación. En medio de esto, otras que también se habían sumado a la moratoria luego dejaron de pagar lo convenido, por lo que ahora deben dinero a la AFIP.  Según las fuentes consultadas por El Cronista, en caso de que se sumen a la moratoria que hoy tiene vigencia deberán abonar previamente un 7% de la deuda actual, algo que, sostienen "la gran mayoría no se encuentra en condiciones de afrontar". Actualmente a nivel nacional operan cerca de 2000 prestadores de las empresas de medicina prepaga, aunque los empresarios indican que durante los últimos años se comenzó a dar un proceso de achicamiento justamente a raíz de la situación financiera.
"Las únicas inversiones fuertes que aparecen son las que realizan las prepagas u obras sociales más poderosas", precisaron los empresarios consultados.
Otro cruce entre las farmacias y el PAMI ¦ El conflicto entre las farmacias y el PAMI volvió a tomar fuerza a fines de la semana pasada. Desde la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) se advirtió a fines de la semana pasada que se podría interrumpir la venta de medicamentos y prestaciones a afiliados al PAMI, en protesta por la deuda de más de $ 1200 millones que el organismo tienen con las farmacias. "Al no obtener respuesta por parte de las autoridades del instituto a los insistentes reclamos de la Confederación Farmacéutica Argentina y sus Colegios para la regularización de los pagos, no podremos garantizar la continuidad de las prestaciones", sostuvo la entidad. Además, justificó la medida "teniendo en cuenta la crisis que atraviesan las farmacias en todo el país".
Las clínicas advierten que no tienen recursos para saldar la deuda.