sábado, 28 de julio de 2012

INFORMACIÓN Y NOVEDADES SOBRE LA XIX CONFERENCIA INTERNACIONAL SOBRE EL SIDA - PARTE I




EL SIDA EN LOS EEUU-LA REFORMA DE OBAMA

Desde Washington DC: María Cristina Cortesi

La administración de Obama ha dado pasos muy importantes, sobre todo para involucrar al público en la evaluación de estrategias que puedan fortalecer la respuesta de los EEUU hacia la epidemia del Sida. La Oficina de Política Nacional sobre el Sida organizó 14 discusiones comunitarias sobre el tema, con miles de estadounidenses en todo el país. También revisó las sugerencias hechas a través del sitio Web de la Casa Blanca y organizó una serie de reuniones con expertos para desarrollar una estrategia nacional.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU estiman que hay 1.1 millones de personas que viven con VIH en los EEUU y que casi el 18% no lo sabe. La cantidad anual de infectados se ha mantenido estable; se estima que cerca de 50.000 estadounidenses contraen la infección por año, y que cerca de 18.000 mueren al año por la enfermedad.



Además de los componentes de riesgo conocidos,  hay otros que también afectan en la propagación del contagio como ser: factores sociales, económicos y ambientales que ponen a las personas en riesgo de contraer el VIH: la pobreza, la discriminación, la homofobia, tazas más altas de ETS sin diagnosticar.

Se estima que las personas infectadas a través del contacto heterosexual representan cerca del 27% anual de las nuevas infecciones, mientras que las que usan drogas representan el 9% de las mismas. La población que más sufre el impacto son los hombres que tienen sexo con otros hombres, que representan el 61% de las nuevas infecciones. Estas están aumentando en forma alarmante entre jóvenes homosexuales de entre 13 y 29 años de los cuales la mayor cantidad se encuentra entre los blancos, seguidos por HSH negros y HSH hispanos.

En relación a las mujeres, la taza de incidencia de VIH entre las mujeres negras es 15 veces más alta que la de las mujeres blancas.

El 13 de Julio de 2010 la Casa Blanca publicó la Estrategia Nacional para el VIH/Sida, tendiente a alcanzar objetivos claros y medibles hasta el año 2015. La Estrategia busca reenfocar el trabajo actual buscando para ello nuevas inversiones. Desde que se dieron los primeros casos del virus de la inmunodeficencia humana (VIH) hasta la actualidad, más de 575.000 estadounidenses han muerto de Sida; sin embargo, se observa que el sentido de urgencia del público para combatir la epidemia parece estar en declive. En tal sentido, la Estrategia busca incorporar medidas agresivas para prevenir el contagio, con la participación activa de la comunidad. Por eso, junto con la Estrategia, la Casa Blanca presentó un Plan Federal de Implementación de las NHAS (Estrategia Nacional para el VIH/SIDA, según sus siglas en inglés).

Ello significa que la implementación de la Estrategia, en principio es responsabilidad del gobierno federal, pero el éxito de la misma requiere de la participación y el compromiso de todos los sectores de la sociedad. En resumen, lo que se busca al año 2015 es:

ü  Reducir las nuevas infecciones. Intensificando el trabajo de prevención y de educación sobre el tema.

ü  Incrementar el acceso a la atención médica y mejorar los resultados de salud para las personas viviendo con VIH. Ello, estableciendo un sistema que permita conectar directamente a las personas a la atención médica continua en cuanto reciban un diagnóstico de VIH; apoyando a las personas que viven con VIH satisfaciéndoles necesidades básicas como por ejemplo, la vivienda. 

ü  Reducir la falta de equidad relacionada con el VIH. Ello adoptando estrategias para reducir las infecciones en las comunidades de alto riesgo, a nivel de la propia comunidad; reduciendo el estigma y discriminación contra las mismas.



ü  Lograr una respuesta nacional más coordinada., incrementando la coordinación de los programas en el gobierno federal y entre las agencias federales y gobiernos estatales, territoriales, tribales y locales; desarrollando mecanismos para monitorear y reportar el progreso de las metas propuestas.



Para mayor información sobre el tema: AIDS.gov