jueves, 12 de abril de 2012

MEDIR EL CUMPLIMIENTO CON LA HIGIENE DE LAS MANOS EN LOS CENTROS SANITARIOS ES AHORA UN POCO MÁS FÁCIL

FUENTE: WWW.MSC.ES

Elaborado por:
Logo Centro Cochrane
Centro Cochrane Iberoamericano
La higiene de las manos es la medida más efectiva para prevenir las infecciones relacionadas con la atención sanitaria. La Joint Commission ha publicado un informe que identifica estrategias para medir el cumplimiento con la higiene de las manos en los centros sanitarios.
Las infecciones relacionadas con la atención son aquellas que se adquieren en algún momento durante la atención en el sistema sanitario. Su vía más frecuente de transmisión es por contacto a través de las manos de los profesionales sanitarios. Constituyen un problema de salud pública y su control representa un reto para la medicina moderna.
La higiene de las manos pretende reducir el número de microorganismos presentes en la piel de las manos. Cuando se realiza con agua y jabón se conoce como “lavado de las manos”, mientras que cuando se realiza con un preparado de base alcohólica o con un jabón antiséptico se denomina “desinfección de las manos”.
La higiene de las manos se considera la forma más sencilla y eficaz para prevenir la transmisión de microorganismos a través del contacto y es una parte fundamental de las estrategias para prevenir las infecciones relacionadas con la atención sanitaria.


Las instituciones sanitarias deben medir de forma adecuada el cumplimiento con esta simple acción de higiene. No obstante, dicha medición no es fácil y no se realiza de forma adecuada ni estandarizada en todos los centros sanitarios.
La Joint Commission, en colaboración con otras instituciones de reconocido prestigio, ha publicado el informe Measuring Hand Hygiene Adherence: Overcoming the Challenges, disponible de forma gratuita en su página web.
El informe describe, entre otros temas, por qué es necesario medir el cumplimiento con la higiene de las manos en los centros sanitarios; cuándo realizar tal medición; y cómo hacerlo.
Se describen tres métodos frecuentemente utilizados para medir el cumplimiento con la higiene de las manos: la observación directa del profesional durante su labor asistencial, el consumo de productos relacionados con la higiene de manos, y la realización de encuestas.
Además, se proponen métodos para medir si la higiene de las manos se ha realizado de forma adecuada (por ejemplo, métodos para determinar la carga bacteriana presente en las manos de los profesionales sanitarios). También se discuten otros aspectos que pueden influir en la eficacia de la higiene de las manos, como el cuidado de las uñas o el uso de anillos por parte de los profesionales sanitarios.
Medir el cumplimiento con las recomendaciones relativas a la higiene de las manos en los centros sanitarios es, desde la publicación de este informe, una tarea más sencilla.