miércoles, 26 de febrero de 2014

DETECTAN EN CALIFORNIA CINCO CASOS DE UNA ENFERMEDAD INFANTIL SIMILAR A LA POLIO

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -
   Investigadores de la Universidad de Stanford en Palo Alto y la Universidad de California, en Estados Unidos, han identificado cinco casos de una misteriosa enfermedad similar a la poliomielitis en un grupo de niños de California, según han explicado durante la reunión anual de la Academia Americana de Neurología celebrada en Philadelphia.

   "A pesar de que el virus de la polio se ha erradicado en la mayor parte del mundo, hay otros virus que también pueden dañar la médula espinal y provocar un síndrome similar a la polio", según ha reconocido el profesor Keith Van Haren, uno de los autores de este hallazgo, que recuerda que en la última década se han identificado en Asia y Australia nuevas cepas del enterovirus que se han relacionado con problemas parecidos a los que causa la polio.
   Esta enfermedad contagiosa causaba parálisis a quienes la padecían y en Estados Unidos se registró una epidemia de polio en la década de 1950 que no logró erradicarse hasta que no se introdujo la vacuna.
   Van Haren y su equipo detectaron uno de estos casos y decidieron buscar otros similares en el estado de California, para lo que revisaron todos los historiales pediátricos para ver síntomas similares a la poliomielitis entre 2012 y 2013.
   Para ello, analizaron si los niños sufrían una parálisis que afectase a una o más extremidades, así como imágenes por resonancia magnética que evidenciaran anomalías en la médula espinal que pudieran explicar una parálisis, excluyendo a aquellos con botulismo o síndrome de Guillain-Barré, que pueden cursar con síntomas similares.
   De este modo, vieron cinco casos de niños que sufrieron la parálisis repentina de al menos uno de sus brazos o piernas, cuya gravedad se mantuvo durante al menos dos días. Además, vieron que tres de estos menores tenían una enfermedad respiratoria antes del comienzo de los síntomas y todos habían sido vacunados previamente contra la polio.
   Los niños fueron tratados pero sus síntomas no mejoraron y mantenían problemas de movilidad, incluso después de seis meses. Dos niños dieron positivo por la presencia del enterovirus-68, un extraño virus previamente asociado a síntomas similares de poliomielitis.
   "Nuestros hallazgos tienen importantes implicaciones para la vigilancia de enfermedades, su diagnóstico y tratamiento", reconoce Van Haren, quien avisa de que se trata de un síndrome "muy raro" que debe vigilarse de cerca. Y cada vez que un padre vea algún tipo de parálisis en sus hijos, recomienda, debe acudir inmediatamente al médico.