miércoles, 26 de febrero de 2014

HOY SE CELEBRA EL DÍA INTERNACIONAL DEL IMPLANTE COCLEAR

Fuente: pmfarma.com

Este 25 de febrero se celebra el día internacional del implante coclear, fecha digna de celebración en nuestro país, pues este procedimiento quirúrgico se ha llevado a cabo con resultados satisfactorios, cambiando la vida de los pacientes y de sus familias.
El implante coclear es una prótesis auditiva que sustituye las funciones perdidas del oído, envía directamente la señal al nervio auditivo y permite mayor comprensión de los sonidos y del habla; está diseñado para durar toda la vida (sólo se le cambian refacciones externas y se hacen calibraciones periódicas sin necesidad de otra cirugía). La persona con implante coclear puede integrarse mejor y más pronto a una vida normal y productiva aprovechando plenamente sus potenciales.
El implante coclear en México
El primer implante coclear colocado en México se realizó a mediados de los 80. El Dr. Gonzalo Corvera Behar se unió a este esfuerzo en 1988; actualmente es Fundador y Director de la Asociación Mexicana para la Audición “Ayúdanos a Oír” A.C., (AMAOír). El Dr. Corvera es precursor de dicho procedimiento en México; lleva más de 750 implantes colocados,
Este procedimiento ha encontrado sus mejores candidatos en niños con sordera de nacimiento diagnosticada a temprana edad y pacientes que han perdido la audición después de adquirir el lenguaje, o que han recibido terapia a través de métodos adecuados de rehabilitación. Según el Dr. Gonzalo, entre 1 y 2 niños de cada mil que nacen en México padecen sordera.


¿Cómo saber si el paciente es candidato a un implante coclear?
1.    Tipo de hipoacusia: Hipoacusia neurosensorial; se excluyen las sorderas que son causadas por daño neurológico, denominadas centrales y las causadas por problemas en el tímpano o los huesecillos.
2. Grado o severidad de la hipoacusia. Debe demostrarse que los auxiliares auditivos convencionales no son capaces de brindar una ganancia comparable a la esperada con un implante coclear, en la mayoría de los casos la hipoacusia debe ser profunda, pero hay casos en que los pacientes con hipoacusias calificables como "severas" son candidatos a implante.
3. Tiempo de evolución de la hipoacusia. Cuando la sordera es congénita, entre más pequeño sea el niño al colocar el implante, más fácilmente aprenderá a oír y a hablar normalmente. Entre menos tiempo pase entre la pérdida de la audición y la colocación del implante, mejor es el resultado final. Sin embargo, en personas que pierden la audición después de haber aprendido a hablar hay menos urgencia, pudiendo transcurrir varios años sin que se pierda la posibilidad del beneficio óptimo.
4. Edad.  En niños se recomienda el uso de un aparato auditivo apropiado por un período de 3-6 meses para determinar si es un candidato; en los casos de meningitis, se puede recomendar un período de prueba más corto o cancelarlo completamente y se implanta para asegurar un enhebramiento adecuado de los electrodos en la cóclea, antes de que el crecimiento óseo rellene la cóclea (antes de 12 meses). En adultos se demuestra el 50% de discriminación para el habla.
5. Evaluaciones psicológicas y neurológicas. Es importante la estabilidad emocional personal y familiar, así como la ausencia de daños neurológicos que pongan en compromiso la utilidad del implante. Esto se corrobora mediante evaluaciones pertinentes y variables en cada  caso.
¿Y después del implante qué?
El niño/a necesita asistir a terapia para adaptarse a la escucha y hacerla funcional, ya que al recibir un implante coclear, adquiere la capacidad de oír, lo que no significa que haya adquirido automáticamente la capacidad de entender aquello que escucha. En terapia se plantean objetivos a mediano y largo plazos y cada determinado tiempo, se constatan los avances.
Luego del encendido del implante coclear, el paciente debe asistir a diversas calibraciones. El tiempo entre cada una de las mismas varía en relación a las experiencias auditivas, edad del paciente y circunstancias particulares y de terapia. Cuando la persona se siente cada vez más adaptada el implante coclear menos frecuentes serán sus re-calibraciones pero siempre requerirá un control.
Uno de los objetivos de la atención de los niños/as con pérdida auditiva, es que logren integrarse a la sociedad. Por eso se hace un trabajo conjunto entre el área terapéutica, escolar y familiar.