jueves, 5 de febrero de 2015

REFLEXIÓN SOBRE SISTEMAS SANITARIOS MEJORES

por María Iglesia Gómez, jefa de la Unidad “Sistemas sanitarios”, Comisión Europea, DG Salud y Seguridad Alimentaria
por María Iglesia Gómez, jefa de la Unidad “Sistemas sanitarios”, Comisión Europea, DG Salud y Seguridad Alimentaria ¿Cuál es nuestro bien más valioso? Algunos tenemos en gran estima el coche, la casa o hasta un barquito de vela. Pero si nos paramos a pensar sinceramente, lo más seguro es que nos demos cuenta de que lo que más valoramos es la salud, tanto la nuestra como la de nuestros seres queridos.
Por eso gastamos tanto dinero en ella. De hecho, nuestros gobiernos mantienen unos sistemas muy complejos para que tengamos la mejor sanidad. En la DG SANTE estamos comprometidos con la continua mejora de nuestros sistemas sanitarios.
En una comunicación adoptada el año pasado, la Comisión propone una agenda para que los sistemas sanitarios sean abiertos, accesibles, eficaces a la hora de mejorar nuestra salud y capaces de hacer frente a los problemas y responder con soluciones innovadoras.
Como ya hemos dicho, la sanidad es realmente compleja. Integra una gran variedad de profesionales (médicos, enfermeras, auxiliares y muchos más) y diversas organizaciones, como hospitales, ambulatorios, farmacias, etc. Si queremos mejorar cualquier sistema, especialmente si es complejo, primero tendremos que entender cómo funciona. Técnicamente tenemos que evaluar su rendimiento.
Pensando en este objetivo, el pasado otoño la Comisión creó un grupo de expertos en evaluación del rendimiento de los sistemas sanitarios. Este grupo representa un foro en el que los países pueden intercambiar sus experiencias y aprender unos de otros. Además, determinará las herramientas y métodos para evaluar mejor el funcionamiento de nuestros sistemas y, en última instancia, mejorarlos.