martes, 17 de junio de 2014

ARGENTINA, LÍDER REGIONAL EN DONACIÓN DE SANGRE

Fuente: www.clarin.com.ar
El país es líder en cantidad, calidad y seguridad en la materia, aunque el ministerio de Salud llamó a aumetar las extracciones voluntarias.
El ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Juan Manzur, hizo un llamado a aumentar las donaciones voluntarias y altruistas de sangre con el fin de alcanzar la meta de llegar al millón de dadores en el sector público a partir de los 670 mil registrados en 2013. La cantidad de dadores alcanzada el año pasado supera en un 103 por ciento a la de 2004, cuando hubo unos 330 mil.

"En Latinoamérica, la Argentina es líder en cantidad, calidad y seguridad en materia de donaciones de sangre: las que han sido voluntarias pasaron del 3 al 35 por ciento del total en los últimos nueve años", comentó Manzur al señalar "que hace falta seguir alentando a la gente para continuar mejorando estos indicadores".

"La sangre no puede ser reemplazada por ningún medicamento ni producto químico: solo las donaciones solidarias hacen posible contar con ella para preservar la vida de quienes requieren transfusiones", sostuvo el titular de la cartera sanitaria nacional, quien pidió a los argentinos "multiplicar los actos altruistas para sostener stocks de sangre segura en todos los bancos del país".

La estrategia llevada adelante a través del Plan Nacional de Sangre permitió aumentar la cantidad de bancos de sangre desde los dos que había en 2004 a los 22 que actualmente están distribuidos en 20 de las 24 jurisdicciones del país. El año pasado se llevaron a cabo 623.572 transfusiones de productos sanguíneos, de las cuales el 54 por ciento correspondió a glóbulos rojos, el 24 por ciento a concentrados de plaquetas y el 18 por ciento a plasma fresco congelado.

"En 2004 estábamos en unos 330.000 donantes en el sector público, de los que menos del 3 por ciento eran voluntarios y el resto era para reposición. Al finalizar 2013 llegamos a más de 670.000, con un 35 por ciento de voluntarios", precisó Andrés Leibovich, subsecretario de Políticas, Regulación y Fiscalización del Ministerio de Salud de la Nación.

Leibovich recordó que en 2011 Argentina fue por primera vez en Latinoamérica sede del Día Mundial del Donante de Sangre, que se celebra el 14 de junio de cada año desde 2005 y que esta vez tendrá como lema "Doná sangre para las que dan vida. Sangre segura para una maternidad segura". El funcionario precisó que "se está trabajando para llegar al 100 por ciento de donantes voluntarios, pero históricamente el modelo de donación es de reposición y estamos en plena transición".

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sólo en 12 países de América Latina y el Caribe el 100 por ciento de las donaciones proviene de donantes voluntarios no remunerados y de repetición, y no a través de la reposición por donaciones de familiares y amigos.  Las estadísticas indican además que en los últimos cinco años se duplicó el número de unidades de sangre recolectadas en la región, aunque ese incremento fue desigual entre los países y provino en su mayoría de donantes familiares o de reposición, lo que afecta la seguridad de la sangre y su disponibilidad en el momento oportuno.

Este año la OMS llamó a donar sangre para disminuir las muertes maternas por hemorragia en América Latina y el Caribe, que en la región representan más del 15 por ciento. "Asegurar la disponibilidad de sangre segura de donantes voluntarios no remunerados podría salvar la vida de más de 670 mujeres cada año en la región", sostiene el organismo internacional.

Alrededor de 4.400 mujeres murieron en 2011 durante el embarazo, el parto y el puerperio en la región.

"En la Argentina estamos muy por debajo de los valores que presentan otros países en mortalidad materna. Hace tiempo que trabajamos con sangre segura para las maternidades y bregamos porque haya en cada una unidades transfusionales, para garantizar la seguridad de las madres y sus familias", apuntó Leibovich.