lunes, 16 de junio de 2014

VINCULAN FÁRMACO DE ROCHE CON PROBLEMAS CARDÍACOS

 Fuente: miradaprofesional.com
La farmacéutica Roche admitió que hasta una de cada diez mujeres que toman el fármaco contra el cáncer trastuzumab (comercializado bajo el nombre de Herceptin) experimentará algún tipo de problema cardiaco, según una investigación reciente. La buena noticia de este estudio es que esos problemas normalmente se revierten una vez finaliza el tratamiento.

"El mensaje general es tremendamente consolador", aseguró el investigador del estudio, Brian Leyland-Jones, vicepresidente de medicina molecular y experimental del Instituto Oncológico Avera en Sioux Falls, Dakota del Sur.

El estudio aparece en la edición en línea del 9 de junio de la revista Journal of Clinical Oncology. Roche, fabricante de Herceptin, financió la investigación. Algunos de los coautores del estudio trabajan en Roche o son asesores.


El Herceptin se usa en cánceres que dan positivo para el HER2 (el receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano), que fomenta el crecimiento de las células cancerosas. El Herceptin mata a las células, y se sabe que aumenta la supervivencia, tanto en las pacientes cuyo cáncer de mama se ha propagado como en las que tienen cáncer de mama HER2 positivo en una etapa inicial. Con frecuencia, se administra tras los tratamientos primarios
para el cáncer de mama, como la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia.

Pero se han vinculado problemas cardiacos con el uso del fármaco, lo que incluye insuficiencia cardiaca congestiva y una reducción en la capacidad del corazón de bombear sangre desde su cámara de bombeo principal, el ventrículo izquierdo.
Leyland-Jones y otros investigadores de Estados Unidos, Bélgica y otros países siguieron a más de 5,000 mujeres con cáncer de mama de etapa inicial durante un promedio de ocho años.

Evaluaban la frecuencia con que ocurrían los problemas cardiacos, y cuando ocurrían, si desaparecían después de que las mujeres dejaban de tomar el fármaco por el periodo recomendado.

Los investigadores siguieron a tres grupos, cada uno con alrededor de 1,700 mujeres. Un grupo no recibió trastuzumab. El segundo grupo lo tomó por un año, y el tercero por dos años. El estándar actual de atención es un año, según Leyland-Jones.

Casi el 10 por ciento de las mujeres en el grupo de dos años, y alrededor del 5 por ciento de las del grupo de un año, tuvieron que dejar de tomar el fármaco debido a problemas cardiacos adversos, como la insuficiencia cardiaca congestiva, una reducción en la capacidad de bombeo de sangre del corazón, u otros problemas.