jueves, 1 de diciembre de 2011

DIA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA: MEJOR ACCESO A FÁRMACOS , CLAVE PARA FRENAR LA ENFERMEDAD

 Fuente: miradaprofesional.com
 BUENOS AIRES: Se estima que sólo el 50 por ciento de los infectados recibe la medicación correspondiente. Los especialistas advierten que la enfermedad pasó de ser mortal a crónica. En el continente, crece la tasa de contagios. Informe especial con las actividades para conmemorar este día.
Un día de contrastes. Así podría definirse este Día Mundial de Lucha contra el Sida, que se conmemora hoy en todo el planeta. Es que a los datos alentadores sobre la baja histórica de las infecciones o las mejoras en los fondos para combatir la enfermedad se le contraponen los problemas en el acceso a los medicamentos o la cantidad de gente que desconoce su condición. Por eso, con luces y sombras el país se viste de rojo para luchas contra la discriminación, base de todos los males.


En nuestro país, según datos del ministerio de Salud de la Nación, sólo la mitad de las 130 mil personas que están infectadas con el virus del HIV sabe que tiene esta enfermedad. El informe sobre el VIH-sida 2010 difundido ayer por la Dirección de Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual de la cartera sanitaria sostuvo que 4 de cada 1.000 personas mayores de 15 años está infectada, y manifestó que en los últimos 3 años 1 de cada 5 personas diagnosticadas tenía 45 o más.

En el país hay unas 130 mil personas con el virus del VIH y la mitad desconoce su condición, reportó el informe, al tiempo que sostuvo que la mayoría de las que sí lo sabe "se encuentra en seguimiento en los servicios de salud". De las 43 mil personas que reciben tratamiento antirretroviral gratuito, el 69 por ciento es provisto por el Estado.

“Esto sin duda es sumamente riesgoso si pensamos en las posibilidades de contagio que genera una persona que sin saber que está infectada tiene una determinada vida sexual, pero además materializa una realidad de nuestro país y muchos otros del mundo: la imposibilidad de acceder a un tratamiento”, expuso Isabel Cassetti, médica infectóloga, miembro del Comité Consultor de Normas de Tratamiento Antirretroviral APE (Área de Programas Espaciales) de la cartera sanitaria.

Según la especialista, que además es miembro de la Sociedad Internacional de Sida, “en la actualidad casi el 50 por ciento de las personas elegibles para la terapia antirretroviral tiene acceso a un tratamiento que salve su vida, debido fundamentalmente a que 2011 fue un año de cambio en lo que a la respuesta al Sida se refiere, gracias al progreso de la ciencia, el liderazgo político y unos resultados sin precedentes”.

Las buenas noticias son que “las nuevas infecciones por HIV y las muertes relacionadas con el sida descendieron hasta los niveles más bajos desde que la epidemia alcanzara su pico máximo. Las nuevas infecciones se redujeron un 21% desde 1997, y las enfermedades relacionadas con el sida disminuyeron 21% desde 2005”, afirmó un documento difundido en el marco de esta jornada.

“A nivel local, debido al amplio desconocimiento que existe y al riesgo que eso genera, el Ministerio tiene como política la ampliación de los testeos. Esto quiere decir que la intención es que una mayor cantidad de gente pueda acceder a los exámenes que confirman la existencia del virus, para de esa forma tratar de frenar la transmisión por desconocimiento, pero además garantizar el acceso a los tratamientos”, agregó Cassetti.

“Un dato llamativo respecto de la transmisión tiene que ver con los hábitos: contra toda la estigmatización que podía tener esta enfermedad en el pasado, este año por primera vez la vía de transmisión sexual heterosexual fue la primera causa de infección entre los hombres, superando a la homosexual“, puntualizó.

Situación latinoamericana

En el plano continental, los contrastes también existen. Contra de la tendencia mundial de los últimos cinco años, Latinoamérica está registrando un aumento de portadores del VIH, y de 1,3 millones que tenía en 2001, la cifra se elevó a 1,5 millones en 2010. Así lo afirma un informe conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF y ONUSIDA presentado ayer en Ginebra.

El documento atribuye esta situación al incremento de las personas que reciben terapia antirretroviral y la disminución del número de muertes por causa del Sida.
 Por otro lado, el estudio señala que el sexo sin protección entre hombres y la falta de programas nacionales de prevención y tratamiento dirigidos a este grupo están avivando la epidemia en América Latina.

Gottfried Hinrschall, responsable de la lucha contra el VIH en la OMS, señaló que varios países andinos y centroamericanos tienen que replantearse sus objetivos. “Todavía hay algunos países donde es muy grande el estigma contra los hombres que tienen sexo con hombres y los transgéneros. Estas personas están quedando completamente excluidas de los servicios. Esos Gobiernos no están revisando sus inversiones para reorientarlas hacia ese grupo de riesgo”, dijo Hinrschall