viernes, 27 de enero de 2012

FEBRERO LLEGA CON AUMENTOS EN MEDICINA PREPAGA Y CELULARES


Claro y Movistar retocarán las tarifas de sus diferentes servicios hasta un 14%; la medicina privada, 5,5%

Por Francisco Jueguen
LA NACION

A pesar de que la presidenta Cristina Kirchner negó anteayer un ajuste en la economía, desde febrero serán muchos los argentinos que deberán desembolsar más dinero para enfrentar las cuentas de telefonía celular y medicina prepaga.


Embanderados en conceptos que el oficialismo borraría del diccionario de un zarpazo, como "ajuste" o "inflación", y en una carrera que comenzará la semana próxima y se extenderá a lo largo del mes, Movistar y Claro, que engloban conjuntamente a más de 35 millones de usuarios de telefonía celular, incrementarán sus tarifas. Pero, además, ya desde la misma largada, las entidades de la salud subirán un 5,5% las cuotas el próximo miércoles.

Las decisiones empresariales aparecen en un complicado contexto marcado por las quitas de subsidios a algunos servicios públicos implementadas por el gobierno nacional y el porteño -la luz, el gas y los transportes urbanos- y cuando varios municipios bonaerenses decidieron subir los impuestos a muchos vecinos. Pero además las alzas surgen al inicio de las negociaciones paritarias y cuando el Gobierno decidió revisar parte del sueldo de los empleados estatales.


La mexicana Claro, que cuenta con la mayor cantidad de clientes en el mercado (19 millones), subirá sus precios desde el 24 de febrero entre un 9 y un 14%, según el servicio, aunque ya los había retocado a comienzos de noviembre. A modo de ejemplo, y aunque todos los productos no se incrementarán por igual, para clientes masivos, los mensajes de texto (sms) desde una línea con tarjeta costarán $ 0,60 (un alza de un 9,1%). En sintonía, el precio del minuto o la fracción para aquellos que usen tarjeta costará $ 2,49, cuando antes salía $ 2,19 (una suba de un 13,7%). "Es un ajuste necesario, pero mínimo", afirmó a LA NACION Fernando del Río, director comercial de mercado masivo de Claro. "Por el efecto de la inflación, hay precios que quedaron retrasados. Sólo se retocarán algunos productos y servicios", agregó.

"Las causas de este ajuste responden a reacomodamientos en nuestra estructura de costos", señalaron, en sintonía, desde Movistar. La firma informó que en los planes prepagos el precio del sms persona a persona subirá un 8,3%, mientras que el valor de ese servicio a destinos Comunidad Movistar, en los planes Control que cuentan con este beneficio, aumentará a 30 centavos. "Los restantes servicios ofrecidos por Movistar en todos sus planes, tanto para clientes individuos como empresas, negocios y profesionales se incrementarán un 12 por ciento", estimaron. El precio del minuto de aire local para los prepagos se mantendrá sin cambios. La firma había incrementado los valores de sus productos y servicios por última vez en septiembre.



Personal, que subió tarifas un 15% en marzo y un 9,8% el 25 de noviembre, no tiene previsto hacer nuevos ajustes durante 2012, según se informó desde esa compañía. Justamente, fue esta empresa la primera en anunciar que, a partir de marzo, los usuarios de telefonía celular podrán conservar su número telefónico aunque deseen cambiar de compañía, lo que en la jerga técnica se conoce como portabilidad numérica. Esta posibilidad se abrirá en todo el país y englobará tanto a personas como empresas.

Desde Nextel, que tiene 1,3 millones de suscriptores, afirmaron que no prevén aumentos en febrero o marzo, pero admitieron que es probable que en abril comiencen a evaluar un retoque en las tarifas. La empresa estadounidense ya había subido sus precios un 8% en noviembre y un 5% en mayo de 2011. "Nuestros aumentos han sido siempre paulatinos y por debajo del nivel inflacionario", dijeron ante la consulta de La Nacion.

Prepagas
En su mayor parte, las empresas de salud prepaga subirán sus precios un 5,5% a partir de mediados de la semana que viene. Las firmas ya habían incrementado un 9,5% el valor de sus cuotas en diciembre. Según afirmó Federico Díaz Mathé, director ejecutivo de la Cámara de Instituciones Médico Asistenciales de la República Argentina (Cimara), "los aumentos están encadenados a las subas salariales que se acordaron con el gremio en el sector". El sindicato de la sanidad obtuvo mejoras en sus salarios de un 33%, que quedaron repartidas en agosto (18%), diciembre (10%) y febrero (un 5,33 por ciento).



Como indica la nueva ley de prepagas, desde mediados de enero las empresas ya están enviando a la Superintendencia de Seguros de Salud información sobre sus costos. Sin embargo, en el sector estiman que la ley todavía "no está operativa" por la lentitud con que el Gobierno está publicando normas que regulan los aspectos administrativos para el funcionamiento del nuevo sistema. "Hasta que no haya una reglamentación, nos manejamos con la ley que aún está vigente", señaló Díaz Mathé. Para justificar el último incremento y el que vendrá, se rigieron con el marco legal anterior, que obliga a avisar a los usuarios 30 días antes.

Por esas modificaciones, las empresas ya descuentan que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno , y el superintendente de Servicios de Salud, Guillermo Bellagio, citarán a sus ejecutivos.

EL NIVEL DE LAS SUBAS

Claro subirá algunos de sus productos y servicios entre 9 y 14%. Regirán desde el 24 de febrero.

Movistar subirá sus tarifas a partir del 10 de febrero. Según informó la empresa, la suba promedio será de un 12%, aunque no incluirá a todos los productos.

Personal , la primera que abrió la puerta a la portabilidad numérica, estimó que no tiene un alza prevista. Ya había aplicado aumentos en noviembre.

Nextel admitió que comenzará a evaluar un posible retoque en abril. Había incrementado sus tarifas en noviembre.

La mayor parte de las prepagas subirán el valor de las cuotas un 5,5% en febrero. Ya lo habían hecho en diciembre pasado.

La Secretaría de Comercio Interior y la Superintendencia de Servicios de Salud se reunirán dentro de dos semanas con los representantes de las empresas de salud privada.

Los aumentos se dan en un contexto marcado por la quita de subsidios en la luz, el gas, el agua y los transportes, y cuando varios municipios bonaerenses decidieron incrementar los impuestos a los vecinos.

La Nación - 27/01/12