martes, 14 de agosto de 2012

EL FUTURO DE LA SEGURIDAD SOCIAL: SECTORES GREMIALES RECLAMAN POR FONDOS DE OBRAS SOCIALES

 Fuente: miradaprofesional.com
BUENOS AIRES, agosto 14: La CGT de Hugo Moyano y un sector de la CTA afirmaron que esta semana renovarán la ofensiva para que el gobierno salde las millonarias deudas con sus obras sociales. Le apuntan al APE y la Superintendencia de Salud. Podrían generar protestas en conjunto.
Es un tiempo complicado para la seguridad social en la Argentina. A los problemas de financiamiento que sufren las obras sociales públicas, muchas de ellas con un virtual corte de servicios, se le suman las enormes deudas que distintos gremios denuncian tiene el Estado con sus sistemas de atención sanitario. Por eso, desde distintos sectores adelantan que se vienen tiempos complicados para los afiliados. Varios gremios ya comienzan a presionar para recuperar los fondos necesarios para una mejor atención. Todos apuntan a la Administración de Programas Especiales (APE), recientemente absorbida por al Superintendencia de Servicios de Seguridad (SSS), y que maneja millonarios fondos para medicamentos de alta complejidad. La pelea puede pasar al plano político por la pelea entre el gobierno y la CGT.


El primero en hacer notar la deuda que existe con las obras sociales fue Hugo Moyano, titular de la CGT y ex aliado del gobierno. Según informan varios medios, los gremios alineados con el camionero podrían recurrir a la vía judicial para hacerse de esos millonarios recursos. “La pretensión del jefe sindical es que surja un consenso para iniciar una catarata de demandas judiciales contra el Estado, tanto por el retraso en el pago de reintegros de la ex APE por los tratamientos de alta complejidad como por el reclamo de distribución de los casi 14.000 millones de pesos acumulados en el Fondo Solidario de Redistribución (FSR), que el moyanismo considera que corresponden a las prestadoras médicas de los gremios”, informó el diario El Cronista Comercial en una nota publicada ayer lunes.

En la reunión del martes pasado del consejo directivo de su CGT, el camionero anticipó la decisión de su gremio de recurrir a la vía judicial para destrabar el reparto de esos recursos y pidió que otras organizaciones se plieguen a esa estrategia. Según explicó Moyano, solo a Camioneros el Estado le adeuda más de 300 millones de pesos por atrasos en los reintegros de la disuelta APE, y consideró agotada la vía administrativa para exigir esos pagos.

Pero como se sabe la CGT está actualmente dividida, y un sector que no comulga con la conducción de Moyano se acerca al gobierno con una perspectiva de negociación. Con respecto a los fondos de las obras sociales, este espacio también se diferencia. En el mismo artículo, se asegura que los gremios alineados en el frente antimo llanista “ratificaron su decisión de continuar negociando con el Ejecutivo una solución de cara a las dificultades financieras que atraviesan las obras sociales”.

“Los opositores a Moyano ya acercaron a la funcionaria una serie de propuestas para destrabar el pago de reintegros atrasados por de alrededor de 2.000 millones de pesos, recursos que serían necesarios para financiar las deudas que mantienen con sus propios prestadores”, informa el Cronista.

Una de las posibilidad que manejan los gremios es avanzar en una reforma del sistema para que se eliminen los reintegros que hasta ahora pagaba la APE y sean reemplazados por un mecanismo por el cual el Estado financiaría en forma directa los tratamientos médico de alta complejidad y los medicamentos de alto costo. Sin embargo, en el antimoyanismo reconocen que se trata de una solución de mediano plazo.

Pero no sólo los gremios de la CGT se preocupan por estos fondos. Desde un sector de la CTA, la otra central obrera, también le apuntan al APE y la deuda con las obras sociales. Mediante un comunicado, este espacio aseguró que “el fondo solidario de salud es dinero de los trabajadores”. “Las organizaciones sindicales enroladas en la CTA reclamamos la urgente reparación económica para nuestras obras sociales a través del reintegro proveniente del fondo solidario de salud que fuera administrado hasta hace poco por la ex APE, hoy bajo la esfera de la Superintendencia de Servicios de Salud”, afirmó la central que comanda el estatal Pablo Micheli.



Cabe aclarar que el dinero que constituye el fondo solidario de salud es aporte de los trabajadores y desde hace tiempo es retenido indebidamente por este organismo estatal. “En este marco, las obras sociales sindicales de la CTA, como parte integrante del sistema solidario de seguridad social, denunciamos que la pelea por la caja que hoy sostiene el gobierno nacional con un sector cegetista del sindicalismo, no forma parte de nuestra realidad y es una pelea por un botín económico que se constituye con el aporte exclusivo de todos los trabajadores de la actividad privada, que fue creado para el sostenimiento del sistema”, expresó este sector, que mantiene una mirada crítica al gobierno.

Según la CTA, en la actualidad la Superintendencia de Servicios de Salud mantiene una deuda con las obras sociales sindicales “de más de 35 millones de pesos, hecho que ha puesto en serio peligro el equilibrio económico con el que se vinieron sosteniendo desde su creación”.

"Resulta imprescindible llevar a conocimiento de todos los trabajadores que cuando en los medios de prensa se generaliza que los sindicatos disputan con el gobierno la caja del APE, es un error conceptual que esconde el acceso discrecional a los fondos que se aportan para las coberturas de Salud de altísimo costo. En este esquema no sólo participan los trabajadores que administran sus propias obras sociales, sino que además se benefician, desde el año 1997 cuando se instala la desregulación del sistema de salud, las empresas de medicina prepagas”, concluyó la CTA. Este espacio confirmó que buscará entrevistarse con el ministro de Salud de la Nación, Juan Mansur, y la titular de la Superintendencia de Servicios de Salud, Liliana Beatriz Korenfeld, para buscar “una rápida solución a la delicada situación en la que se encuentran nuestras entidades”.