lunes, 14 de noviembre de 2011

LA INCLUSIÓN DE LOS PACIENTES MENTALES

 Fuente: www.nuevodiarioweb.com.ar

Repercusiones de los trabajos en el hospital psiquiátrico Diego Alcorta.

A punto de cumplirse un año de la sanción de la Ley Nacional de Salud Mental, desde el hospital psiquiátrico “Diego Alcorta” de nuestra provincia “se continúa avanzando en la búsqueda de generar mayor inclusión social y reconocer los derechos de los internos, que era una deuda que se tenía con el paciente mental en nuestro país”. Así lo reflejó a Nuevo Diario, Estela Gastaminza, coordinadora del Servicio de Rehabilitación del mencionado nosocomio.


Cabe resaltar que dicha ley propone una desmanicomialización del paciente en todo el territorio nacional. En el marco de ella, desde Santiago del Estero, las ONGs, como el caso de Crusamen (Cruzada de Salud Mental), como familiares de los pacientes, continúan participando y proponiendo debatir la salud de los pacientes mentales para mejorar su calidad de vida.

Por ello mismo, explicó que la organización redobla sus esfuerzos por hacer valer estos derechos a través de reuniones. Recordó que hace aproximadamente dos meses atrás, el Ministerio de Salud de la Provincia firmó un acta acuerdo con la cartera homónima de la Nación para la actualización de esta ley en Santiago, por lo que inclusive se realizan cursos de capacitación para todo el servicio de salud mental de la Madre de Ciudades.

El arte como liberación
Como profesional, Gastaminza explicó que “los pacientes tienen derecho a estar prácticamente la mayor parte del tiempo posible en su casa y no desde el aislamiento, que no le va dar ninguna cura, salvó que su situación de salud sea algo muy crítico”, explicó.

Asimismo, manifestó que desde el hospital Diego Alcorta se estimula a los pacientes con actividades artísticas, que luego son presentadas ante la sociedad, a través de viajes y encuentros que acrecientan la seguridad y bienestar de los internos.

Por ello mismo, cabe resaltar que es sumamente necesario el arte como práctica en el abordaje de la problemática en salud mental, tal es así que los profesionales están comprometidos ideológicamente con el proceso de desmanicomialización expresado en la Ley Nacional de Salud Mental.

“Esta ley representa un cambio de paradigma, no sólo para los trabajadores de la salud mental, sino para sus familiares y para todo el entorno”, consideró la profesional santiagueña, a lo que agregó que un dato importante a tener en cuenta es que “ya no denomina al paciente como enfermo mental, sino que se trata de una persona con padecimiento mental”, explicó Estela Gastaminza, en diálogo con Nuevo Diario.

Qué significado tiene “desmanicomializar”
Cabe resaltar que desmanicomializar se refiere a la intención de dignificar la atención de la salud mental; es transformar el vínculo entre el profesional y la persona internada; es implementar internaciones cortas en hospitales generales o centros de salud mental; es dignificar el trabajo de todos los trabajadores del hospital; es procurar la atención ambulatoria, domiciliaria; es recuperar los lazos familiares y sociales de los internados; es garantizar la vivienda (propia y/o familiar o a través de hogares sustitutos, casas de medio camino, cooperativas de viviendas u otras alternativas, etcétera); es garantizar el trabajo de los internados (mantenimiento de la relación laboral; creación de cooperativas, bolsas de trabajo, microemprendimientos y otros); es mejorar la utilización y distribución de los recursos económicos; es brindar más información, apoyo y contención a las familias; es convertir el “manicomio” en un hospital general con un área de salud mental; es buscar nuevas alternativas de tratamiento; es ejercer el derecho a consensuar un tratamiento adecuado.