sábado, 25 de febrero de 2012

MOBBING LABORAL: UNA ENFERMEDAD SOCIAL QUE HAY QUE CONOCER

AUTORA: María Cristina Cortesi


En las sociedades de nuestro mundo occidental, altamente industrializado, el lugar de trabajo constituye el último campo de batalla en el que una persona puede matar a otra sin ningún riesgo de llegar a ser procesada ante un tribunal” Heinz Leymann (1932-1999)

El mobbing, según el psicólogo Leymann que fue quien lo definió en primer término, es una forma de violencia discriminatoria hacia una determinada persona que opera como “objeto” y puede llegar a causar su hundimiento psicológico. Los especialistas han definido diferentes fases del fenómeno, lo cual significa que si no se previene a tiempo puede llegar a ser causa de despido, del abandono voluntario del trabajo y hasta llevar al suicidio a la víctima.

Se trata de un fenómeno social que se da en las relaciones laborales y se dice que la envidia es una de las causas que origina este fenómeno, dado que siempre las víctimas del mobbing se caracterizan por reunir condiciones excelentes en su desempeño laboral. También cuando se da entre superior y empleado puede ser el resultado de una violencia de género encubierta, cuando la víctima es una mujer y el victimario un maltratador nato. Busca producir miedo o desánimo en el trabajador. Es una violencia psicológica sistemática y recurrente que puede durar mucho tiempo sobre todo cuando la persona constituye una amenaza o molestia para los intereses personales del acosador, el cual busca encubrir su mediocridad abusando de su posición de poder. El problema es que estas conductas no dejan huellas con lo que se hace difícil poder probarlo. Se trata de un verdadero “crimen psicológico perfecto”. En Argentina, a diferencia de otros países del mundo, no se encuentra legislado aunque constituye un verdadero ataque a la dignidad de los trabajadores.

Lo más importante es poder darse cuenta que estamos siendo víctimas de ese fenómeno para poder pedir ayuda a tiempo.

El mobbing es un verdadero riesgo para la salud de las personas que lo padecen y puede originar daños resarcibles judicialmente.

Si sentís que tu superior no te habla o te ignora sin una causa aparente, te deniega todo tipo de permisos, duda de tus enfermedades acusándote que obtenés certificados falsos, te da mucho más trabajo que al resto de tus compañeros, te descalifica constantemente, no valora tu buen desempeño o tu buena conducta, bloquea el desarrollo de tu carrera académica no permitiéndote asistir a jornadas o cursos (aunque tú seas quien los dicta), ignora tus éxitos profesionales, si anima a otra compañera/o a tenerlo informado sobre tus actos, ideas, etc., a cambio de favores personales, si sentís que estás atravesando por un deterioro en tu propia confianza, te sentís culpable ya que tu entorno opinará que sos vos quien no sabe manejar la situación, sentís insomnio, estress y somatizás el conflicto: cuidado!! Pedí ayuda, retirate a tiempo. Tu autoestima puede bajar a niveles que te lleven hasta a pensar en un suicidio. No sólo estás con un riesgo laboral sino que tu salud y aún tu vida están en riesgo.

Si te interesa, no dejes de leer sobre el tema: http://es.wikipedia.org/wiki/Acoso_laboral