viernes, 30 de septiembre de 2011

CON UN MEGA OPERATIVO EUROPA LE DECLARA LA GUERRA A LOS FÁRMACOS EN INTERNET

 Fuente: miradaprofesional.com
PARIS: Interpol encabezó uno de los operativos más grandes contra la venta de fármacos por la web, con allanamientos y redadas en 81 países. En una semana se cerraron 13.500 sitios dedicados a vender productos falsificados. Se secuestraron medicamentos por un valor de 6,3 millones de dólares.
Con operativos realizados en más de 80 países, Europa le declaró la guerra a la venta de medicamentos falsificados por Internet. Esta semana, con la coordinación de Interpol, se realizó uno de los operativos más grandes de la historia, que permitió cerrar 3.500 sitios Web dedicados a la venta de productos farmacéuticos pirateados. Según fuentes del mega evento, se detuvieron unas 55 personas y se secuestraron fármacos por un valor de 6,3 millones de dólares.


Bajo el nombre clave de “Pangea IV”, el mega operativo contra la venta ilegal se realizó a lo largo de una semana en 81 países de Europa y otros continentes. Coordinado por Interpol, apuntó a dar un golpe al corazón del tráfico de medicamentos falsos por Internet, que llevó a la incautación de mercancía, potencialmente peligrosa. Fuentes del operativo confirmaron que el principal resultado fue el cierre de 13.500 sitios de Internet dedicados a esta actividad.

Según un comunicado de Interpol, “se requisaron 8 mil paquetes en 48 países con 2,4 millones de píldoras y pastillas de antibióticos, esteroides, tratamientos contra el cáncer, contra la depresión, contra la epilepsia, así como suplementos alimentarios y productos adelgazantes”.

"Los países miembros de Interpol y sus socios han mostrado con el éxito de la operación Pangea IV que internet no es un paraíso de anonimato seguro para los delincuentes que trafican con medicamentos ilícitos", subrayó el secretario general de la agencia policial internacional, Ronald Noble.

Coordinada por Interpol desde su cuartel general en la ciudad francesa de Lyon, “Pangea IV” se llevó a cabo con el apoyo del grupo de trabajo internacional contra la falsificación de medicamentos (IMPACT) e implicó policías, aduaneros y agencias reguladoras nacionales, que también recurrieron en su trabajo a servidores de Internet, proveedores de servicios de pago en línea y distribuidores.

Su objetivo era desactivar redes delincuentes y actividades conexas a la comercialización en línea de medicinas falsificadas -como fraudes en el uso de tarjetas de crédito- ante los riesgos sanitarios que todo eso acarrea. Sus tres centros de acción fueron los servidores de Internet, el sistema de pago electrónico y el sistema de distribución.

Noble hizo hincapié en que el principal objetivo era acabar con la actividad de las páginas web ilegales dedicadas al negocio farmacéutico e identificar los flujos de dinero que mueven ese negocio, que representan "un riesgo para la sanidad pública".

"No podemos detener el aprovisionamiento ilícito de medicinas sin un esfuerzo internacional consistente, colectivo y constante que implique a todos los sectores", advirtió el secretario general.

A ese respecto, comentó que la operación sólo fue posible gracias a la intervención de 165 agencias diferentes y el intercambio de información en tiempo real a través de la sede de Interpol en Lyon. El responsable de la agencia policial pidió a los ciudadanos que presten más atención cuando compren fármacos por Internet.

En tanto, la agencia francesa de seguridad sanitaria de productos de salud (Afssaps) informó que en total de 46 sitios relacionados con Francia fueron cerrados durante la redada virtual. “Los servicios aduaneros incautaron entre 109.700 medicamentos de contrabando, de los cuales más de 90 mil fueron hallados en el aeropuerto parisino de Roissy”, informó la entidad.

Se trata esencialmente de productos recetados contra los problemas de erección y anabolizantes usados en el ámbito deportivo para mejorar el rendimiento, o de sustancias de origen incierto que serán analizadas. La mayoría de los detenidos, cuyos nombres no fueron divulgados, son perseguidos por el ejercicio ilegal de la profesión de farmacéutico o médico a través de internet, principalmente.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi el 50 por ciento de los medicamentos vendidos en internet serían falsos.