martes, 6 de septiembre de 2011

MÉDICOS SIN FRONTERA ALERTA DE QUE LOS AVANCES PARA PROPORCIONAR AYUDA AL SUR Y CENTRO DE SOMALÍA SIGUEN SIENDO LENTOS

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -
   Médicos Sin Fronteras (MSF) ha alertado de que los avances para proporcionar atención médica en el sur y centro de Somalia "siguen siendo lentos", debido a las restricciones impuestas a las actividades de MSF por los grupos armados de esa zona del país y al problema de la seguridad en Mogadiscio.
   La población del sur y centro de Somalia se ha visto duramente afectada por el conflicto armado, la sequía, y la carencia de servicios sociales y sanitarios durante los últimos 20 años. Según el responsable de operaciones en Somalia de MSF, Alfonso Verdú, "la situación nutricional actual es consecuencia de unas necesidades médicas que previamente ya eran inmensas".


   Por ello, los equipos de MSF están priorizando el tratamiento de la desnutrición en Galcayo, Jowhar, Guri El, Dinsor y Marere, pero sigue siendo extremadamente difícil ir más allá de los límites de las estructuras médicas de MSF para llegar a los más vulnerables. "A pesar de los repetidos esfuerzos y negociaciones, aún no hemos podido abrir nuevos proyectos y desarrollar nuevas actividades en el sur de Somalia", ha asegurado Verdú.
   En cuanto a Mogadiscio, los problemas de acceso se relacionan con la seguridad del personal de MSF. En la capital, la situación es "extremadamente volátil y y el trabajo en ciertos barrios se está viendo dificultado por brotes esporádicos de violencia".
   En las dos últimas semanas, MSF ha instalado dos centros de nutrición terapéutica con capacidad para 145 niños. Asimismo, desde el pasado 8 de agosto, equipos adicionales de la organización han vacunado contra el sarampión a más de 16.000 niños y el pasado 25 de agosto, MSF abrió un centro para el tratamiento del cólera, en el que han sido ya atendidas 22 personas.
INTENSOS COMBATES EN GALCAYO
   Concretamente, MSF ha informado de los intensos combates que el pasado jueves provocaron decenas de víctimas entre la población civil que habita en Galcayo, en la región de Mudug de Somalia.
   El hospital en el norte de Galcayo, apoyado por MSF, ha tratado ya a 60 heridos, la mayoría de ellos civiles, mientras que otros 20 han sido tratados en otro hospital gestionado por MSF en el sur de la ciudad. Hasta el momento se han reportado 18 muertos debido a los enfrentamientos.
   MSF ha suministrando material quirúrgico adicional y otros 'stocks' médicos al hospital en el norte de Galcayo para poder hacer frente a la afluencia de heridos. Además, la organización está trabajando en consultas externas del hospital, centrándose en dispensar asistencia médica a los niños menores de 12 años.
   Para el coordinador del proyecto de MSF, Rolland Kaya, esta nueva oleada de combates "ha provocado una vez más un elevado número de víctimas civiles". "Seguiremos la situación de muy cerca y proporcionando asistencia médica en caso necesario", ha añadido