martes, 14 de enero de 2014

GRAN BRETAÑA: "EL NHS ADOPTA OFICIALMENTE LA POLÍTICA DE RECONOCER EL ERROR"

Fuente: diariomedico.com
El Servicio Nacional de Salud británico (NHS, según sus siglas en inglés) ha enviado a todos los hospitales públicos un documento dirigido al personal sanitario bajo el título Decir lo siento. Elaborado por el NHS Litigation Authority, el organismo que supervisa las reclamaciones contra el servicio de salud, aboga por que el personal presente personalmente sus disculpas al enfermo "tan pronto como se sea consciente de que se ha producido un incidente".

  • "Decir lo siento no equivale a admitir responsabilidad legal. Es el comportamiento correcto a adoptar", señala el documento elaborado por el NHS Litigation Authority

A este acto debe seguir una disculpa por escrito que "afirme claramente que la organización sanitaria lamenta el sufrimiento y el estrés causado por el problema surgido", afirma el protocolo oficial, del que informa el Daily Telegraph.

Jeremy Hunt, secretario de Salud del Reino Unido, cargo equivalente al ministro de Sanidad español, ha declarado a ese medio que quiere acabar con "la cultura de defensa y opacidad" que sufre parte del sistema sanitario. "Queremos ver un NHS con una cultura que se centra en la seguridad y aprende cuando las cosas salen mal. Decir lo siento y apoyar a los pacientes y sus familias cuando han sufrido un daño es una parte singularmente importante de esto".

El documento de la NHS Litigation Authority afirma que en sanidad no ocurre como en el aseguramiento de automóviles, donde se puede "llevar adelante una reclamación a partir de una disculpa o una explicación. Decir lo siento no equivale a admitir responsabilidad legal. Es el comportamiento correcto a adoptar".

Catherine Dixon, directora ejecutiva de la NHS Litigation Authority, ha señalado que "pedir disculpas es lo correcto desde el punto de vista moral y humano y jamás nos negaremos a cubrir a un médico por haber dado ese paso. En las reclamaciones que surgen de la frustración, de la sensación de que nadie les ha dado una explicación o de que no se les ha escuchado, una disculpa a tiempo puede reducir las probabilidades de que se presente una demanda".

Sin embargo, el nuevo protocolo afirma que las disculpas pueden hacer al paciente menos inclinado a la reclamación: "La comunicación pobre hace más probable que se presente una queja o una demanda. Es importante no retrasar la petición sincera de perdón.

También es esencial que cualquier información que se dé se base exclusivamente en los hechos conocidos en ese momento. Los profesionales sanitarios deben tener en cuenta que cabe la posibilidad de que aparezca nueva información cuando se investiguen los hechos, una investigación de la que se mantendrá al tanto a pacientes y familiares como al personal implicado en su asistencia".

12.000 reclamaciones al año

Según Catherine Dixon, directora ejecutiva de la NHS Litigation Autority, que "una organización sanitaria sea abierta, transparente y franca con sus pacientes" es vital "para devolver la confianza" a un sistema público de salud que el año pasado se vio envuelto en varios escándalos por asistencia negligente, particularmente el del Hospital Mid Staffordshire, donde 1.200 pacientes fallecieron sin recibir una asistencia correcta. Hasta ahora, y sólo en este caso, se han pagado 1.2 millones de libras a 120 víctimas, en la mayor demanda colectiva contra el NHS.
Dixon advierte que este año esperan un aumento del 20 por ciento en las reclamaciones contra el personal médico, que se situarían en torno a 12.000. El NHS ha creado una reserva de 22.000 millones de libras -el equivalente a una quinta parte del presupuesto anual del NHS- para indemnizar por asistencia inadecuada. El volumen de las indemnizaciones se ha duplicado en los últimos cinco años.