martes, 7 de enero de 2014

SEGÚN LA OPS, EN LA REGIÓN LOS CASOS DE MALARIA SE REDUJERON UN 70 POR CIENTO DESDE EL AÑO 2000

Fuente: miradaprofesional.com
En el año 2000, Latinoamérica llegó a tener un millón de afectados por la malaria. Desde ese momento, las autoridades sanitarias de toda la región emprendieron la difícil tarea de reducir la presencia de la enfermedad. A más de 10 años de esa meta, los resultados parecen ser positivos. Según el último informe anual de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los casos de paludismo (como también se conoce al mal) disminuyeron un 70 por ciento, y hay varios países en vías de extinguir la enfermedad. Esto implica que se salvaron más de 3 millones de vidas. Pese al entusiasmo, la entidad sanitaria advierte que hay 145 millones de personas expuestas al mal.

Los datos de malaria en la región surgen del último informe de la OPS para América Latina y el Caribe. El mismo destaca que desde el 2000 los casos de la enfermedad “disminuyeron un 70 por ciento”, aunque todavía se reportan cerca de medio millón de casos anuales. “Alrededor de 145 millones de personas en las Américas siguen corriendo el riesgo de padecer paludismo, y 25 millones de estos están considerados en alto riesgo”, alertó la organización sanitaria.

Las campañas contra la malaria y un mayor compromiso político de los gobiernos salvaron alrededor de 3,3 millones de vidas desde 2000, reduciéndose las tasas de mortalidad en 45 por ciento a nivel mundial y un 70 por ciento en el continente americano, reforzó la organización panamericana. La OPS precisó en un reciente informe que durante 2012 fueron reportados 469 mil casos de paludismo o malaria, de los cuales 108 fueron mortales. La cifra es mucho menor que en 2000, cuando se registraron un millón de afectados, con 390 decesos.

El informe de la OPS indicó que 13 países registraron descensos de más del 75 por ciento de los casos de malaria entre 2000 y 2012, precisamente Argentina, Belice, Bolivia, Costa Rica, Ecuador El Salvador, Guyana, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay y Surinam. A su vez, Brasil, Colombia y Perú se proyectan para conseguir una reducción de 75 por ciento en 2015: Brasil, mientras que República Dominicana y Panamá prevén lograr la reducción de 25 a 50 por ciento en 2015.

Por el contrario, dos países informaron aumento de los casos entre 2000 y 2012: Guyana y la República Bolivariana de Venezuela. En Haití, los casos de malaria aumentaron de 17 mil en 2000 a 25 mil en 2012, pero no está claro si el aumento es real o debido al aumento de las pruebas de diagnóstico y una mejor información, precisó la OPS.

Belice pasó de a fase de control a la fase de pre-eliminación en 2013, uniéndose a otras naciones como la Argentina, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, México y Paraguay.
En América Latina, los países con paludismo endémico destinaron 142 millones de dólares en las campañas de erradicación de la epidemia.

"Aunque esta cantidad es proporcionalmente de las más altas en todas las regiones mundiales, es todavía pequeña en cuanto a las necesidades anuales proyectadas", estimó la OPS. La organización panamericana calculó que se requieren inversiones de 225 millones de dólares anuales para asegurar progresos contra la malaria en el futuro.

Pensando en el futuro, la cifra de descenso podía ubicarse en el 75 por ciento en 2015, por lo menos en gran parte de los países. En este sentido, Keith Carter indicó que la región alcanzará el sexto Objetivo de Desarrollo del Milenio relativo a la lucha contra la malaria antes del plazo fijado. "En la región tenemos 21 países donde hay transmisión de malaria, trece países han logrado una reducción del 75 por ciento y hay tres más que esperamos que lo van a lograr en 2015", explicó Carter