martes, 14 de enero de 2014

UN ANALIZADOR DE SANGRE QUE EVITA LA EXTRACCIÓN

Fuente: diariomedico.com
Un dispositivo que permite hacer un análisis de sangre de forma no invasiva ofrece resultados similares a los de la analítica convencional y permite reducir el tiempo de espera de los resultados de forma considerable, según ha explicado a Diario Médico Antoni Sicras, responsable de Investigación e Innovación de Badalona Servicios Asistenciales (BSA), en Barcelona.

Estos resultados se desprenden del estudio piloto que se ha realizado con la participación de una treintena de pacientes en el Hospital Municipal de Badalona y a los que se les ha realizado la nueva técnica para contrastar si los resultados eran similares a los obtenidos con el procedimiento convencional, que implica la extracción de la sangre.

Después de comprobar que el dispositivo es útil, estos investigadores pondrán en marcha un ensayo clínico de validación en el que se reclutará a un centenar de participantes más a los que también se les realizarán ambas pruebas para comparar los resultados.

En palabras de Sicras, los datos de fiabilidad que se han obtenido hasta ahora "son espectaculares", ya que la variabilidad es mínima en algunos parámetros e inexistente en la mayoría.

El autoanalizador de sangre no invasivo, que comercializará en España la compañía Medical & Pharma, obtiene datos bioquímicos del paciente mediante cinco biosensores que se colocan en las dos arterias carótidas, en las dos axilas y en el ombligo. Mediante un sistema de logaritmos, el aparato permite revisar 131 parámetros sanguíneos de forma no invasiva.

El aparato, que se basa en tecnología aeroespacial y ha sido diseñado por miembros de la Academia Rusa de Ciencias Naturales , la Universidad de Massachusetts y el National Space Biomedical Research Institute de la NASA, en Houston (Estados Unidos), analiza parámetros vinculados con el hemograma, el intercambio electrolítico, los flujos sanguíneos, las hormonas, los indicadores funcionales del sistema cardiorrespiratorio, el intercambio de lípidos o los perfiles hepáticos, entre otros, por lo que tiene potencial para sustituir a gran parte de las analíticas convencionales que se realizan actualmente.

Una de las principales ventajas de esta herramienta es que ofrece resultados en unos 6-8 minutos, lo que podría ahorrar tiempo de espera a muchos enfermos que requieren un análisis de sangre previo a una intervención o tratamiento, como podría ser el caso de los pacientes oncológicos, que actualmente esperan unas dos horas mientras llegan sus resultados previos a una sesión de quimioterapia.

El cribado de algunas patologías en los centros de atención primaria también podría simplificarse con esta técnica, ya que el médico podría disponer de información inmediata sin necesidad de derivar al paciente al laboratorio y después esperar a que salgan los resultados.

Sicras ha comentado que el autoanalizador de sangre no invasivo actualmente cubre las necesidades más frecuentes de los parámetros que requieren los médicos en la práctica clínica, pero está en pleno proceso de expansión, por lo que podría tener más usos en el futuro.