jueves, 2 de enero de 2014

LOS PACIENTES CON VIH "CURADOS" TRAS UN TRASPLANTE DE MÉDULA RECAEN EN LA ENFERMEDAD

Fuente: europapress.com
LONDRES, 2 Ene. (Reuters/EP) -
El pasado mes de julio investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard y el Hospital Brigham and Women de Boston (EEUU) anunciaban que una terapia con células madre podría haber eliminado el VIH en dos personas infectadas por el virus, tras no detectar signos de la infección en estos pacientes trasplantados de médula ósea hacía años. Sin embargo, tras dejar de tomar los antirretrovirales se ha vuelto a detectar la enfermedad en los dos pacientes 'curados' del virus que causa el sida.

Los investigadores, que afirmaron que este resultado les incentiva más que desalienta, informaron el pasado mes de diciembre que los llamados 'pacientes de Boston' habían sufrido sendas recaídas y tenido que regresar al tratamiento antirretroviral.
Los expertos destacan que este resultados podría ser la base para conseguir importantes avances en la búsqueda de una cura a esta enfermedad. "Es un revés para los pacientes, por supuesto, pero un avance para el campo (científico) porque ahora ha ganado mucho más conocimiento", ha señalado Steven Deeks, especialista en VIH de la University of California, en San Francisco.

Deeks y otros expertos señalan que el principal mensaje práctico de estas recaídas es que las pruebas actuales diseñadas para detectar incluso pequeños niveles de VIH presentes en el cuerpo simplemente no son lo suficientemente sensibles.
Además de tener el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), los pacientes de Boston tenían un tipo de cáncer sanguíneo denominado linfoma, por el cual habían sido tratados con trasplantes medulares, uno en 2008 y el otro en 2010. Ambos pacientes siguieron tomando fármacos antirretrovirales contra el sida, pero ocho meses después de los trasplantes, los médicos no lograron detectar ninguna señal de VIH en su sangre.
A comienzos del pasado año, ambos pacientes decidieron dejar de tomar la medicación y, pese a no seguir el tratamiento, los analisis mostraban que seguían libres de VIH, lo que llevó a sus médicos -Timothy Henrich y Daniel Kuritzkes- a anunciar en una conferencia que los pacientes se habían curado.
Sin embargo, en diciembre se dio a conocer la noticia de que uno de los dos hombres había empezado en agosto a mostrar signos de recurrencia Actualmente, ambos pacientes tienen "en buen estado de salud" y han retomado la terapia antirretroviral.
Según Henrich, "el regreso del virus demuestra cuán ingenioso puede ser el VIH para hallar zonas del organismo donde esconderse y evadir los esfuerzos por atacarlo del sistema inmune y de los tratamientos farmacológicos".
"A través de esta investigación hemos descubierto que el reservorio del VIH es más profundo y más duradero de lo que creíamos anteriormente y que nuestros estándares actuales de evaluación del VIH no serían suficiente", ha señalado.