viernes, 23 de marzo de 2012

500.000 EUROS POR NO INFORMAR DE LA MALFORMACIÓN FETAL

 Fuente: diariomedico.com
El Juzgado de Primera Instancia número 10 de Madrid ha condenado a una aseguradora a abonar a una familia 500.000 euros más los intereses porque el ginecólogo no informó a los padres de las graves malformaciones que padecía su hijo durante la gestación, por lo que se les privó de su derecho a la interrupción del embarazo por motivos de eugenesia.
La demanda se interpuso cuando el niño nació con graves malformaciones y, tras un estudio médico legal del caso, los padres entendieron que podían y debían haber sido diagnosticadas antes de la semana 22 de embarazo con la práctica correcta de las ecografías de rutina.
Cuidado y precisión
"El error se funda en no haber cumplido los requisitos que han de seguirse en el protocolo para la práctica de las ecografías en el embarazo, no sólo del cumplimiento formal y protocolar de las técnicas previstas con arreglo a la ciencia médica y buena praxis, sino también a la aplicación de tales técnicas con el cuidado y precisión exigible", señala la sentencia.


Debido a esa falta de la información, se privó a los padres del derecho a la interrupción del embarazo por razones eugenésicas, es decir, se violó un derecho que debe ser indemnizable. Para fijar la cuantía de la demanda, el juez tiene en cuenta que el niño necesita atención continua, pues es absolutamente dependiente, además de un tratamiento sanitario de por vida. Ignacio Martínez, abogado de la familia y colaborador de la asociación El Defensor del Paciente, solicitó en la demanda más de un millón de euros. El juez ha fijado 500.000 euros de indemnización, una cantidad a la que hay que sumar más de 100.000 euros, de intereses legales. El fallo no es firme.