jueves, 22 de marzo de 2012

MORENO RECIBIRÁ A LAS PREPAGAS Y DARÍA RESPUESTA AL PEDIDO DE AUTORIZACIÓN PARA SUBIR CUOTAS

Fuente: blogsalud.com.ar

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, convocó a una reunión el lunes próximo a directivos del sector de la medicina prepaga. En el encuentro, del que participará el superintendente de Servicios de Salud, Ricardo Bellagio, se daría una respuesta al pedido de autorización que las empresas hicieron a principios de febrero, para incrementar las cuotas de los afiliados .
Es una suba que sería, en promedio, del 5,5% y que, según las prepagas, se justifica por la variación de los costos que le significó al sistema el incremento salarial acordado con el sindicato de la sanidad el año pasado: la última etapa de esa recomposición de los ingresos laborales se cumplió en febrero pasado.
En rigor, esos salarios son pagados por las entidades prestadoras, de las cuales una parte son propiedad de las propias prepagas y otra parte son clínicas, sanatorios y centros de diagnóstico independientes. Tal como informó ayer LA NACION, este último grupo de empresas advirtió -desde una entidad que las reúne- que, ante la falta de una mejora en los aranceles que les abonan las prepagas, cobrarían copagos a los pacientes cada vez que requieran atención. Las prepagas no otorgan una suba de aranceles porque dicen necesitar el alza de cuotas que el Gobierno aún no autorizó.
Ayer, según pudo saber LA NACION, desde el Gobierno se les advirtió a las clínicas que serían sancionadas en caso de aplicar ese cobro de adicionales, considerados ilegales si no están explícitamente contemplados en los contratos con los afiliados.


Ahora, en el sector prestador esperarán a ver las novedades que surjan de la reunión con Moreno. Fuentes de la Superintendencia de Servicios de Salud señalaron ayer que no hubo reclamo alguno de pacientes por el cobro de copagos, a la vez que una recorrida de LA NACION permitió observar que ayer no se produjo ese cobro de adicionales, al menos en forma generalizada.
El presidente de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados (Adecra), Jorge Cherro, sostuvo que en los casos en que a un paciente se le cobre un adicional podrá reclamar el reintegro a la prepaga. Señaló además que en ningún caso habría abandono de persona, ya que la atención de urgencias y emergencias estaría garantizada sin la exigencia del pago de un extra.
En declaraciones radiales, Cherro dijo que los cobros comenzarán “en los próximos días” e insistió en que las entidades prestadoras están desbordadas por el desfase entre sus ingresos y los gastos que afrontan. Por eso, reclamó que desde el Gobierno “se pongan los pantalones largos” y resuelvan el problema.
“La situación nunca fue tan crítica como ahora”, señaló otro referente del sector, que afirmó que las obras sociales de los sindicatos (el otro gran sector financiador de la salud) fueron mejorando los aranceles a su cargo, porque reciben más dinero gracias a los aumentos de salarios acordados por convenios. Según el directivo, el sector privado hoy tiene márgenes acotados para hacer las inversiones necesarias, una situación a la que se suman las complicaciones burocráticas que en los últimos tiempos aparecieron para la compra de insumos e instrumental importados.
Por su parte, el director ejecutivo de la Cámara de Instituciones Médico Asistenciales (Cimara), Federico Díaz Mathé, aseguró que en caso de que las clínicas pidan un copago a los pacientes, las prepagas garantizarán que puedan atenderse gratuitamente en otro centro asistencial, o bien realizarán el reintegro de lo abonado. Señaló que el tema no es algo generalizado: “Son algunas clínicas y sanatorios en algunas localidades que violan el contrato con las prepagas”, dijo.
Otras fuentes del sector no descartaron la posibilidad de cortes de servicios a las prepagas.

Estructura de costos
Según fuentes de la Superintendencia, en la reunión del lunes se presentará la metodología para la presentación de estructuras de costos que tendrán que seguir de ahora en más las entidades que venden planes de salud cada vez que busquen aumentar las cuotas. Pero más allá de eso, las compañías esperan una respuesta para ver si podrán aplicar la suba de precios que habían previsto ya para febrero, y que quedó en suspenso luego de una convocatoria que hizo Moreno ese mismo mes.
La intervención del Estado en los valores de los planes de salud fue dispuesta por la ley de regulación de la actividad, aprobada en mayo del año pasado por el Congreso. La norma aún está siendo reglamentada en los aspectos prácticos por las autoridades de aplicación: la Superintendencia y Comercio Interior.
En los últimos años, si bien sin regulación formal, Moreno ya tomaba parte en el tema, y en la práctica era quien autorizaba las subas. Ahora tiene esa atribución formalmente.
La norma regulatoria indica que, antes de cobrar un ajuste, las empresas deberán presentar al Gobierno cuáles fueron las variaciones en los costos, para evaluar el caso. Además, quedaron limitadas las subas a los afiliados por razones de edad (no las justificadas por la inflación de costos), cuando se trata de personas que tienen 65 años o más.

Tironeos
Costos. Las clínicas y sanatorios reclaman un aumento de los aranceles que les cobran a las prepagas para hacer frente a la última etapa de un aumento salarial, que se cumplió en febrero.
Traslado. Las prepagas afirman que no pueden dar esa suba de aranceles si no trasladan el mayor costo a sus afiliados; por eso pidieron la autorización del Gobierno para incrementar los precios de sus planes de salud en un 5,5 por ciento.
Adicionales. Ante ese estado de cosas, la asociación de clínicas privadas, Adecra, advirtió que las entidades prestadoras comenzarán a cobrar copagos a los pacientes cada vez que se atiendan.
Advertencia. Desde la Superintendencia de Servicios de Salud se les dijo a las clínicas que la aplicación de copagos es ilegal si esos adicionales no se previeron en los contratos con los afiliados.
Convocatoria. El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, decidió ayer citar para el lunes a directivos de las empresas de medicina prepaga, que esperan obtener respuesta al pedido de autorización para incrementar el valor de las cuotas.
Por Silvia Stang  | LA NACION
22/03/12