viernes, 30 de marzo de 2012

LA OMC ALERTA DE LA FALTA DE MEDIOS EFICACES PARA CONTROLAR EL "MOBBING" EN EL ÁMBITO SANITARIO

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -
   La Organización Médica Colegial (OMC) ha alertado de la falta de medidas eficacez para prevenir y controlar el acoso laboral, también conocido como 'mobbing', en el ámbito sanitario, según recoge la revista 'medicosypacientes.com' del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos.
   Estas declaraciones fueron realizadas en el 'V Fórum Iberoamericano de Entidades Médicas (FIEM)', que se celebra estos días en Florianópolis(Brasil), y en el que profesionales sanitarios están intentando plantear escenarios comunes y poder mostrar a sus Gobiernos las demandas y compromisos adquiridos.
   Así, el presidente de la OMC, el doctor Juan José Rodríguez Sendín, ha asegurado que el 'mobbing' sanitario es un problema real que "sufren muchos profesionales, "en especial, los más jóvenes, a quienes afecta en su salud, en las relaciones con su entorno laboral y familiar y en sus propias convicciones éticas y morales".


   En este sentido, ha propuesto a las organizaciones médicas participantes en el FIEM "unificar esfuerzos para combatir este problema" y "hacer llegar a los médicos el mensaje de que no hay que soportar presiones injustificadas de nadie para poder prosperar como médico".
   "Se trata de un problema real que no es fácil que salga del ámbito sanitario, pero que, al final, afecta a los pacientes y la profesión médica tiene que dotarse de herramientas para luchar contra este problema", ha argumentado.
   En referencia a lo que establece el Código de Deontología Médica por el que se rigen los médicos españoles, ha señalado que "es una responsabilidad del médico que tiene estos problemas, que afectan a su salud, de comunicarlo; es una responsabilidad de los compañeros que lo saben, de contarlo y es una responsabilidad de las corporaciones profesionales de intervenir cuando tienen conocimiento de este tipo de casos".
   "No es infrecuente el acoso y el abuso provocado por responsables de gerencias, direcciones o unidades de contratación, habitualmente por las amenazas y venganzas de la cadena de mando sanitario sobre profesionales con empleo precario o sobre puestos clínicos de libre designación", ha argumentado.
   Con todo, ha insistido en que todos los que conozcan situaciones de este tipo, lo denuncien y, "aquellos que se sientan vulnerables, pidan ayuda a los colegios y corporaciones". "Aunque no es posible prevenir todos los actos de violencia laboral, ignorarla es un factor de riesgo", ha apostillado.