miércoles, 21 de marzo de 2012

HABILIDAD MÉDICA DE BRINDAR SOPORTE VITAL SE DESVANECE SIN PRÁCTICA


Traducido del inglés: lunes, 19 de marzo, 2012
Fuente: www.nlm.nih.gov

Por Amy Norton
NUEVA YORK (Reuters Health) - Los médicos y los enfermeros están entrenados en cómo salvarle la vida a una víctima de un paro cardíaco, pero esa habilidad se desvanece rápidamente cuando no se utiliza.
Tras revisar 11 estudios internacionales, un equipo halló que la habilidad profesional para brindar soporte vital avanzado tendía a deteriorarse entre los seis meses y el año después del entrenamiento.
Eso, para el equipo del doctor Matthew Huei-Ming Ma, del Hospital de la Universidad Nacional de Taiwán, es preocupante porque las guías recomiendan repetir el entrenamiento cada dos años.


El soporte vital avanzado es un conjunto de medidas, incluida la resucitación cardiopulmonar (RCP) con compresiones torácicas, que pueden tomar los médicos y los enfermeros para asistir a una persona con un paro cardíaco, que ocurre cuando el corazón deja de bombear sangre al resto del cuerpo, y que es fatal si la persona no recibe asistencia inmediata.
Además de la RCP, los profesionales de la salud pueden suministrar medicamentos, eliminar las obstrucciones de las vías aéreas o usar un desfibrilador para normalizar el ritmo cardíaco.
El doctor Lance Becker, director del Centro de Ciencias de la Resucitación de la University of Pennsylvania, en Filadelfia, aseguró sobre los resultados publicados en la revista Resuscitation: "Para los que estamos en este campo de la medicina, esto no es nuevo".
Pero destacó la utilidad de una revisión sistemática de la literatura disponible.
Becker, que también es portavoz de la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), recordó la recomendación habitual es realizar un reentrenamiento cada dos años, aunque algunos centros médicos están promoviendo entrenamientos internos.
En la University of Pennsylvania, por ejemplo, los equipos de la unidad de terapia intensiva (UTI) dedicarán 15 minutos a practicar con un maniquí cómo intubar un paciente.
El centro realizará simulacros en los que médicos y enfermeros deberán correr a la habitación de un paciente con un paro cardíaco que, en realidad, se tratará de un maniquí que deberán atender como si fuera una persona.
"Practicarán en el entorno real" y no en un aula, sostuvo Becker. "Estamos buscando la mejor manera de entrenar a alumnos adultos", agregó.

EVIDENCIA INSUFICIENTE
Se sabe que las simulaciones en la vida real tienen más sentido que el entrenamiento en un aula. Entonces, ¿por qué las guías recomiendan el reentrenamiento cada dos años?
Un motivo, según indicó Becker, es la consideración histórica de que dos años es un intervalo conveniente. Otra, agregó, es la falta de estudios de buena calidad que demuestren que se necesita un intervalo más corto.
Para el equipo, la calidad de los 11 estudios revisados era apenas "aceptable", debido a las limitaciones de sus diseños. Muchos tenían más de una década de antigüedad.
Y sin pruebas de estudios bien diseñados, Becker dijo que no se pueden modificar las guías. Por eso, el experto aseguró que se necesitan más estudios sobre las mejores prácticas para entrenar y reentrenar a los profesionales de la salud en el soporte vital avanzado.


FUENTE: Resuscitation, online 3 de marzo del 2012
Reuters Health