lunes, 18 de abril de 2011

EL EFECTO DE LA MAFIA DE LOS MEDICAMENTOS

 Fuente: lanacion.com
La Administración de Programas Especiales (APE) dejó de ser una ignota oficina en el entramado burocrático del Estado cuando la Justicia puso la mira en uno de los escándalos de corrupción que más impacto causaron en la historia del gremialismo argentino.


Esa causa, en pleno proceso, se conoció como mafia de los medicamentos y explotó después de una larga investigación en la que se empezó a probar el nexo entre droguerías, obras sociales y el propio Estado para obtener reintegros indebidos por supuestos tratamientos médicos de alta complejidad.
Hoy son 50 las obras sociales sindicales que están en la mira judicial, incluida la del gremio de los camioneros, que conduce el secretario general de la CGT, Hugo Moyano.
El mayor avance de la Justicia se dio hasta el momento con la Obra Social Bancaria: el jefe del gremio, Juan José Zanola, está detenido desde hace un año y medio por su supuesta complicidad con la droguería San Javier, acusada de proveer de medicamentos adulterados que eran usados para concretar las maniobras ante la APE. Dos jefes de ese organismo, Juan Rinaldi (que lo condujo desde enero de 2006 hasta noviembre de 2008) y Hugo Sola se encuentran también procesados por el juez federal Norberto Oyarbide. Ese magistrado acaba de indagar a Néstor Vázquez, ex funcionario de Salud, señalado como el creador del método de reintegros de la APE. Otro funcionario complicado en la causa es Héctor Capaccioli, ex superintendente de Salud (el ente que debe controlar las obras sociales) y recaudador de la campaña electoral que llevó a Cristina Kirchner a la presidencia.
La maniobra investigada en la mayoría de los casos consiste en presentar ante la APE troqueles falsos (el comprobante de que se usó el medicamento) para cobrar reintegros por remedios que nunca se usaron.
Entre los sindicalistas complicados está el jefe de los peones rurales, Gerónimo Venegas, muy cercano al ex presidente Eduardo Duhalde. Oyarbide lo detuvo en febrero, pero lo liberó después de indagarlo en medio de una fuerte presión gremial y política. De todos modos, sigue involucrado en la causa.
También se encuentra entre las investigadas la obra social del sindicato de maestranza, cuyo jefe, Roger Rodríguez, fue asesinado en enero.
Otro juez, Claudio Bonadio, investiga a Moyano. Esta semana se supo que un peritaje oficial determinó que eran apócrifos 200 troqueles que presentó la obra social de camioneros de un remedio para tratar el cáncer, a partir de lo cual obtuvo reintegros por 400.000 pesos.
Dura batalla para regular las prepagasEl Gobierno apuesta a aprobar este año una iniciativa que regula el sector de la medicina privada. Está previsto que el proyecto sea tratado en breve en la Cámara de Diputados, donde ya había sido avalado en 2009, pero que volvió al cuerpo porque tuvo modificaciones sustanciales en el Senado. Según pudo saber La Nacion, hace menos de un mes, el ministro de Salud, Juan Manzur, se reunió con empresarios del sector y les advirtió: "No hay marcha atrás con el tratamiento de la ley". Aunque, en el Gobierno deslizaron que aceptarían "sugerencias" en la reglamentación.
JUAN JOSE ZANOLA
Jefe del gremio de los bancarios

  • Detenido. Zanola, jefe de los bancarios, fue detenido a fines de 2009, acusado por la relación entre la obra social de su gremio y San Javier, la droguería más comprometida con el fraude de la denominada mafia de los medicamentos.

  • El caso Venegas. El jefe de los peones rurales fue detenido en el marco de la misma causa en febrero pasado. Salió un día después, en medio de una fuerte presión sindical y política. Pero sigue comprometido.

  • Preocupado. Moyano enfrenta también sospechas por los reintegros del APE. Lo investiga el juez Claudio Bonadio.