lunes, 18 de abril de 2011

PREOCUPA A LA UIA LA MOVIDA DE MOYANO PARA RETROCEDER EN LA DESREGULACION DE OBRAS SOCIALES

Fuente: parlamentario.com
Preocupación en la dirigencia industrial por la movida de Hugo Moyano de desregular las obras sociales. Advierten que tendrá graves consecuencias para el futuro de la economía. Piden frenar al líder sindical.
La presión del titular de la CGT, Hugo Moyano, para retroceder en la desregulación de las obras sociales cayó muy mal en el seno de la Unión Industrial Argentina (UIA).

El tema fue conversado en la última reunión del Consejo Directivo de la entidad. Uno de los dirigentes que participó de esa reunión aseguró que “esta es otra demostración pésima de cómo el país puede ir para atrás”.

“Es increíble que se le de cabida a una idea que sólo busca tener más caja, más recursos y con eso, más poder”, resaltó.

Y puntualizó que “los industriales estamos sumamente preocupados por todas estas movidas que en poco tiempo podrían complicar seriamente las inversiones”.

En ese sentido, el mismo dirigente de la entidad fabril señaló que “hay que comenzar a frenar la voracidad de poder que tiene Moyano”.

“Si esto sigue así, dentro de dos o tres años podemos tener consecuencias realmente graves en la economía, en el mercado de trabajo”, resaltó el ejecutivo de la entidad empresaria.

Pero además de la preocupación por el tema de la marcha atrás en la desregulación de las obras sociales, a los dirigentes empresarios les preocupa el avance constante de Moyano y la cúpula de la CGT: “Quieren copar definitivamente el horizonte político del país”, aseveró otro directivo de la UIA.

“El problema es lo que vemos hacia delante. El horizonte, de seguir así, es muy complicado, ¿quién va a querer tomar más empleados cuando ya no te puedas mover prácticamente como empresario?”, se preguntó el mismo hombre de la cúpula de la UIA.

La preocupación por el aumento constante de la presión sindical es un punto que en Casa de Gobierno también ven con mayor preocupación, aunque en el Ministerio de Economía respaldan esa estrategia.

Parece mentira, pero en el entorno del ministro de Economía, Amado Boudou, admiten que el titular de la cartera económica quiere hacer cada vez “más base” en el sector sindical como plataforma de base política con miras no sólo al 201, sino al 2015, aunque para algunos suene descabellado.

“Boudou sabe que los sindicalistas en la Argentina tienen muy mala imagen. Los propios sindicalistas también lo saben. Entonces, considera que él podría ser un candidato lógico del sindicalismo para llevar adelante un proyecto hacia el largo plazo, como es el 2015”, resaltó un funcionario del Ministerio de Economía.

De esta manera, se observa que para males de los empresarios, el poder sindical estará cada vez más firme en la Argentina, excepto que cambien notablemente las condiciones del país, algo que por el momento, no se vislumbra.