martes, 14 de junio de 2011

REUNIÓN DE ALTO NIVEL SOBRE SIDA 2011

Fuente: www.sld.cu

Sede de Nacionaes Unidas, Nueva YorkEl secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, exhortó el pasado 8 de junio a acometer una acción mundial para erradicar el sida en el 2020 y relegar la epidemia mortal a los libros de historia. El secretario general de la ONU propuso ante la Asamblea un  plan de acción de cinco puntos para continuar esa labor. Los puntos, detalló Ban, son la solidaridad de todos los  implicados en la lucha para lograr el acceso universal a la  prevención y tratamiento del HIV; la reducción de los costos de  esos programas; el compromiso y responsabilidad del sector de la  salud; promoción de la salud, derechos humanos y seguridad y  dignidad de mujeres y niñas; y la utilización de la tecnología  de las comunicaciones para iniciar una revolución de prevención  del padecimiento.


La Reunión de Alto Nivel sobre Sida, convocada por la Asamblea General de las Naciones Unidas se lleva a cabo 10 años después de la histórica Sesión Especial de 2001 y luego de la firma en 2006 de la Declaración Política. En aquella ocasión los países miembros de la ONU se comprometieron a actuar para conseguir el acceso universal a la prevención, tratamiento, atención y apoyo contra el VIH. La Reunión de 2011 abrió con la expectativa de brindar la oportunidad de analizar el progreso y los desafíos de los 30 años pasados y conformar la respuesta futura al sida.
El director ejecutivo del organismo de Naciones Unidas sobre el Sida (ONUSIDA), Michel Sidibé, dijo a las autoridades presentes que es factible la visión de un mundo sin sida. Pero advirtió que se necesita una transformación notable para atender la epidemia, incluyendo un vuelco en la prevención del VIH y la movilización de los jóvenes como agentes del cambio, una reducción en el costo y el cese de la violencia contra las mujeres. También será necesario terminar con la discriminación y suministrar servicios de socorro vital a los grupos más afectados, como migrantes, prisioneros, gente que se inyecta drogas, trabajadores sexuales y hombres que tienen sexo con hombres, señaló.
Sidibé apremió también a los donantes a incrementar sus contribuciones para lograr la nueva meta. Las donaciones sobre el sida se han reducido por primera vez en 10 años. ONUSIDA informó recientemente que a pesar de los éxitos en la prevencion y el tratamiento del VIH, un mayor número de gente que nunca antes vive con elvirus, 34 millones de acuerdo con los cálculos más recientes.
En nuestros diez años de vida, hemos logrado tremendos avances en la lucha contra el sida y ahora hay que pensar qué vamos hacer en medio de una gran crisis económica que pone presión a un número de Gobiernos que no se comprometen como antes, dijo a EFE el director de relaciones externas del Fondo Mundial contra el Sida, Christoph Benn, durante una entrevista en Naciones Unidas. Reconocemos totalmente las dificultades económicas que atraviesan países como España, Irlanda o Portugal, pero en la lucha contra el sida se necesita que se mantenga la solidaridad internacional, de manera que cada país aporte lo que pueda, pero que se siga aportando, señaló el ejecutivo del Fondo. Además del tema económico, el desafío al que se enfrenta el Fondo en los próximos años es llegar a la población que se encuentra en zonas más remotas del planeta y también a las minorías criminalizadas en distintos puntos del mundo, para alcanzar en un futuro el acceso universal al tratamiento.
Se esperaba, en el último día de la reunión, que los países miembros de la ONU adopten un documento que guie las respuestas de los países al VIH en los próximos cinco años. En la declaración que los Estados miembros deben aprobar, se espera que reafirmen sus actuales compromisos, pero también que los amplíen para superar los logros de los diez años transcurridos desde la primera Reunión de Alto Nivel de 2001.
En América Latina la cobertura con fármacos antirretrovirales para prevenir la transmisión maternoinfantil es del 53 %, y seis naciones (Nicaragua, Chile, Uruguay, Argentina, Ecuador y Costa Rica) han alcanzado el 80 %.
Brasil, con un tercio de los seropositivos de Latinoamérica (592.914 casos desde 1980), lidera esa lucha y es un país que la ONU considera un modelo en cuanto a políticas de prevención.
Cuba mostró en Naciones Unidas sus logros en la lucha contra el VIH/sida, con una tasa de siete por 100 mil habitantes, sin tuberculosis meníngea y en busca de alcanzar el indicador de eliminación. El balance fue presentado por el viceministro cubano de Salud Luis Estruch. En Cuba está eliminada la transmisión materno infantil del VIH y de la sífilis congénita, está controlada la del virus a través de la sangre y es baja la prevalencia en la población de 15 a 49 años, mujeres embarazadas y personas con infecciones de transmisión sexual, apuntó el dirigente. Cuba fue reconocida por la ONU en 2010 entre los ocho países de bajos y medianos ingresos que cumplieron su compromiso de alcanzar el acceso universal a la atención y el tratamiento, acotó.
Por otro lado el gobierno de Cuba desarrolla un programa integral de alto costo, con el apoyo de organismos internacionales y el Fondo Mundial de lucha contra el sida. La epidemia nos ha enseñado a buscar formas de disminuir costos, mejorar la eficiencia, desarrollar elementos tecnológicos y biológicos nacionales para asegurar las más de dos millones de pruebas de VIH que realizamos anualmente y el tratamiento a todos los cubanos que lo necesitan, indicó Estruch.
Fuente
Prensa Latina
ONUSIDA
Sitio de la Reunión de Alto Nivel sobre el Sida de la Asamblea General de las Naciones Unidas 2011