viernes, 25 de marzo de 2011

COSTA RICA Y EL PROBLEMA DE LA CRIOPRESERVACIÓN DE EMBRIONES

María Luisa Ávila a favor de criopreservación de embriones


Escrito por Aarón Sequeira

Fuente: http://www.prensalibre.cr/


La ministra de Salud, María Luisa Ávila, manifestó ante la Comisión Especial de Fecundación in Vitro y Transferencia Embrionaria (Fivte) de la Asamblea Legislativa que ella como jerarca del sector está a favor de la criopreservación de los embriones que no sean implantados a través de la técnica que se discute por los diputados.



La jerarca expuso ante los legisladores puntos técnicos y administrativos que deben ser incluidos, a su criterio, dentro del proyecto de ley 17.900 que está en sede legislativa desde noviembre pasado, y que poco ha avanzado.

Indicó que, ante los criterios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), es evidente que se deben establecer los fondos para que la entidad pueda asegurar a familias de escasos recursos el acceso a la técnica para enfrentar la infertilidad.

Tiempo para discutir e implementar

La jerarca de Salud añadió que no solamente se debe dar una discusión reposada, seria y que busque un producto aplicable, sino que también se le deben dar a la Caja los recursos y el tiempo necesario para que pueda poner en funcionamiento la técnica.

Varios de los diputados presentaron sus dudas más técnicas en cuanto a la iniciativa de ley, que además de tener un plazo fatal de un mes (a punto de terminarse) en la Asamblea, también tiene la presión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que no ha dado más tiempo al país que tres meses. “Como Ministerio estamos a favor del derecho de una pareja de optar por una metodología que puede solucionarle algo que ellos pueden considerar que es un problema”, dijo a medios de prensa Ávila antes de presentarse ante los congresistas.

Especificó que no están a favor de la implantación de todos los óvulos en un endometrio, pues aseguró que eso aumenta de forma importante el riesgo de enfermedad de la madre y también el de pérdida de embrión o los embriones implantados.

“Sabemos que no tenemos el tiempo, pero no podemos aprobar lo primero que se nos ocurra, y que luego vayan a la Sala Constitucional y se la traigan abajo. La ley que salga debe ser adecuada”, repuso.

Preocupaciones de los diputados siguen siendo sobre la capacidad de la administración para aplicar la técnica y también sobre la muerte de embriones en métodos como criogénesis o congelamiento de los embriones.