miércoles, 23 de marzo de 2011

LA TUBERCULOSIS SIGUE SIENDO UNA DE LAS PRINCIPALES CAUSAS DE MORTALIDAD EN EL MUNDO

  MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -
El Grupo de Estudio de las Infecciones por Micobacterias (GEIM) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) advierte, de cara al Día Mundial de la Tuberculosis que se celebrará este jueves día 24 de marzo, sobre la importancia de la prevención, la detección y el tratamiento precoz de la tuberculosis, que continúa siendo una de las enfermedades infecciosas más importantes que afectan a la humanidad, puesto que un tercio de la población mundial (más de 2.000 millones) está infectada por el bacilo de esta enfermedad.
En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su informe de 2009, estima que cada año aparecen 9,4 millones de casos nuevos de tuberculosis, con una mortalidad global de 1,7 millones de personas, la mayoría en los países más pobres del planeta. Además, es en estos países donde existen las tasas más elevadas de infección por el VIH, cuya coexistencia incrementa extraordinariamente el riesgo de tuberculosis y las tasas de mortalidad.


En cuanto a España, se posiciona como uno de los países de Europa occidental con mayor incidencia de tuberculosis (17 casos por 100.000 habitantes y año), una cifra que ha ido disminuyendo en los últimos años, aunque se ha registrado un ligero incremento de nuevas infecciones en algunas zonas del país, debido en parte al incremento de los flujos migratorios.
La tuberculosis es una enfermedad infecto-contagiosa que se transmite por vía aérea y que afecta sobre todo a los pulmones, aunque hasta un tercio de los casos puede causar lesiones en cualquier órgano o tejido. Los síntomas más frecuentes son: tos con expectoración, a veces con sangre en el esputo, fiebre, sudoración nocturna, pérdida de apetito y pérdida de peso.
Recientemente ha aparecido un nuevo sistema molecular (PCR a tiempo real) que permite diagnosticar la enfermedad en algo más de dos horas. Además, este sistema integrado detecta también los casos de tuberculosis multirresistente. Diversos grupos e investigadores de la SEIMC están llevando a cabo evaluaciones y análisis para su implementación rutinaria en centros hospitalarios especializados de nuestro país. Así mismo, los resultados obtenidos en estos estudios, podrían extrapolarse a otras regiones con similares características epidemiológicas de esta enfermedad.
Es muy importante atacarla adecuadamente ya que se trata de una enfermedad curable, cuyo  tratamiento  consiste en la administración de 3-4 fármacos durante seis meses. Las dificultades en el seguimiento y cumplimiento del tratamiento completo pueden comportar la aparición de resistencia del bacilo tuberculoso a los fármacos. Esto hecho es muy relevante ya que se dispone de un número limitado de antibióticos para tratar esta infección.