martes, 29 de marzo de 2011

EL RIESGO INFRECUENTE DE LA ANESTESIA NO DEBE INCLUIRSE EN EL C.I.

 Fuente: diariomedico.com
En cuanto al consentimiento informado, el titular del juzgado afirma que el documento previo a la anestesia no refiere como riesgo la meninguitis "por su carácter infrecuente y, por ello atípico". Respecto al origen químico o bacteriano de la meninguitis padecida, la sentencia aclara que "no obedeció a una posible actuación negligente del anestesista ni a deficiencias en las condiciones de asepsia de las instalaciones". El anestesista alegó en el juicio que se adoptaron "las medidas de asepsia habituales, que al paciente se le puso tratamiento profiláctico normal y que ese día los quirófanos cumplían los criterios reglamentarios de asepsia".
Tiempo escaso
Además, la sentencia aclara que si la meninguitis tuvo un origen bacteriano "debió transcurrir un periodo de tiempo desde el contacto con la bacteria hasta la aparición del cuadro clínico, es decir, un periodo de incubación que en este caso no se ha determinado". Según el fallo, "parece excesivamente corto el lapso transcurrido desde la operación, realizada el 1 de febrero, y la manifestación de los síntomas al acudir al hospital el día 3". La sentencia, que admite las argumentaciones de Ofelia de Lorenzo, letrada del despacho De Lorenzo Abogados, respalda la actuación de la neuróloga, que "prescribió el tratamiento antibiótico correcto frente a la meningitis, con independencia de su origen químico o bacteriano".
  • Se adoptaron las medidas de asepsia, se puso un tratamiento profiláctico y las condiciones de quirófano eran óptimas
Por último, el juzgado se pronuncia sobre la aplicación de la Ley de Consumidores y Usuarios y su aplicación a la actuación de los profesionales sanitarios. El fallo recuerda que no es de aplicación al caso analizado, ya que ha quedado acreditado que "se pusieron a disposición del paciente todos los medios adecuados para la intervención y su seguimiento". Además, el juez recuerda que la aplicación de dicha norma no se puede transformar en una responsabilidad por culpa.