miércoles, 27 de julio de 2011

LA ADHERENCIA A LOS TRATAMIENTOS TIENE UN IMPACTO SIGNIFICATIVO EN LA CALIDAD DE VIDA DE LOS PACIENTES Y EN EL SISTEMA DE SALUD

Fuente: pmfarma.com

Los programas de apoyo a pacientes son, desde hace años, herramienta fundamental en países de todo el mundo.
Desde hace años hospitales y centros sanitarios de todo el mundo desarrollan programas personalizados para que los pacientes tomen conciencia del papel que juega la medicación prescrita en su curación y que aquellos que inicialmente deciden no tomarla cambien su comportamiento y aumenten su adherencia al mismo. De esta manera el cumplimiento terapéutico se ha convertido en una herramienta definitiva que consigue mejorar de forma significativa la calidad de vida de los pacientes crónicos y repercute positivamente en el sostenimiento de los sistemas de salud.
El Dr. Grant Taylor.
Para analizar el impacto que la adherencia al tratamiento tiene tanto desde el punto de vista de la salud y calidad de vida de los pacientes, como el impacto económico para los sistemas de salud, se acaba de celebrar en Madrid la conferencia 'Cómo las actitudes y creencias fundamentales de las personas pueden modificar su adherencia y persistencia' organizada por Atlantis Healthcare e impartida por el Dr. Grant Taylor, psicólogo de la salud, con más de 23 años de experiencia en el sector público y privado y director del equipo clínico de Atlantis Healthcare en Nueva Zelanda, que ha desarrollado proyectos dentro de los campos como la ortopedia, la obstetricia, la cardiología, la diabetes, la obesidad, la medicina respiratoria y trasplantes de corazón.
Se estima que, al mes del inicio de tratamiento, aproximadamente el 50% de los pacientes crónicos dejan de seguirlo correctamente, este abandono supone cada año más de 125.000 millones de euros en gastos de hospitalización, gastos que no se producirían si los pacientes siguieran su tratamiento normalmente. Además, el incumplimiento provoca que el paciente no llegue a conseguir los mejores resultados en su salud y a que sienta que tiene muy poco control sobre su enfermedad.


Los programas de apoyo al paciente pretenden alcanzar el cambio de comportamiento de colectivos de personas con enfermedades crónicas o con factores de riesgo. El objetivo es cambiar las creencias hacia la enfermedad, la medicación o la relación individual con éstas, evitando el empeoramiento o la aparición de crisis de los pacientes y un gasto público innecesario.
Para el Dr. Taylor “la no adherencia es un comportamiento con un impacto significativo sobre los resultados del tratamiento y la calidad de vida del paciente. Usando el conocimiento y las habilidades de técnicas de cambio de comportamiento de psicología de salud, podemos influir en ese comportamiento para mejorar la salud del paciente y procurarle bienestar”.
Nueva Zelanda, Estados Unidos, Reino Unido y Australia han sido pioneros en el desarrollo práctico y teórico para llegar a comprender cuáles son los factores que determinan la adherencia a los tratamientos. En España, la industria farmacéutica empieza a implementar programas de apoyo al paciente y varias universidades tienen centros de investigación en esta disciplina.
La Psicología de la salud
Hacia finales de los años 70 los psicólogos comenzaron a trabajar de manera sistemática en áreas de salud física, aunque inicialmente se limitaron a trasladar a este ámbito los principios psicológicos usados en la psicología clínica o salud mental. Pronto se desarrollaron estudios e investigaciones enfocadas a personas con problemas de salud físicos y la psicología de la salud, también denominada medicina conductual, adquirió su propio espacio como rama de la psicología profesional. Actualmente los expertos cuentan con bases teóricas sólidas y múltiples investigaciones sobre comportamientos relacionados con la salud para mejorar el estado de los pacientes y su calidad de vida.
La 'Teoría de Comportamiento Planificado' (Fishbein y 1975 Ajzen), el 'Modelo de Autorregulación' (Leventhal, 1987), el 'Modelo de Creencia de Salud' (Hochbaum, 1958) o las teorías del comportamiento de adhesión de los profesores Weinman y Petrie, constituyen el fundamento teórico de esta disciplina