miércoles, 18 de mayo de 2011

DESARROLLAN CÉLULAS HEPÁTICAS A PARTIR DE CÉLULAS MADRE PLURIPOTENTES INDUCIDAS HUMANAS

Fuente: mejorsalud.org.ar


Jano.es / Science Translational Medicine
2011-05-13
 Investigadores de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (Estados Unidos) han conseguido producir células del hígado a partir de células madre pluripotentes inducidas humanas. Los resultados del trabajo se publican en Science Translational Medicine.
 
Los descubrimientos abren la vía al desarrollo de nuevas terapias con células madre para muchos pacientes hepáticos que se han quedado sin opciones debido a la falta de donaciones de tejido hepático para trasplante. Al producir un amplio suministro de células hepáticas que puedan trasplantarse a los pacientes sin riesgos de rechazo inmunitario, la terapia celular podría salvar vidas, afirman
 
 
El problema con la terapia de células madre es que las células madre adultas son difíciles de aislar o producir en cultivo. Pero las células madre pluripotentes inducidas (células iPS) pueden ser generadas a partir de pequeñas cantidades de los tejidos de los pacientes y pueden producirse de forma indefinida en cultivo. Por ello, las células hepáticas derivadas de las células iPS específicas de los pacientes, pueden generarse no sólo en grandes cantidades sino también para cada paciente, evitando los problemas de rechazo inmunitario asociados con hígado de donantes no compatibles o células madre embrionarias.
 
Los científicos generaron células iPS humanas de una variedad de células humanas adultas, incluyendo fibroblastos, células de médula ósea y células de la piel, y mostraron que las estructuras internas de las células o los escenarios moleculares son similares entre sí y las células madre. Después, los investigadores “enseñaron” a las células iPS humanas a convertirse primero en células hepáticas maduras, utilizando un conjunto de procedimientos que imitan las diferentes fases del desarrollo del hígado. Con independencia del origen de los tejidos, todas las células iPS humanas muestran la misma capacidad para diferenciarse en células del hígado.
 
Los investigadores las trasladaron a un modelo de ratón de la enfermedad hepática y evaluaron las células hepáticas derivadas de las células iPS humanas para su capacidad para regenerar tejido hepático.
 
Descubrieron que las células del hígado derivadas de las células iPS humanas crecían en tejido hepático de ratón fresco con una eficacia de entre el 8 y el 15%. Las nuevas células hepáticas también eran completamente funcionales, las proteínas segregadas por las células hepáticas normales eran detectadas en la sangre de los ratones a los que se trasplantó células hepáticas derivadas de las células iPS humanas.
 
Aunque los resultados indican que tejidos de fácil disponibilidad como la piel o la sangre podrían ayudar a sanar el hígado dañado, se necesitan más estudios antes de que se puedan utilizar las células hepáticas derivadas de las células iPS humanas, advierten.
 
Más Información enSci Transl Med 2011;3, p. 82ra39 - DOI: 10.1126/scitranslmed.3002376