viernes, 20 de mayo de 2011

MÁS UNIÓN FRENTE A LA DESNUTRICIÓN HOSPITALARIA

Fuente: correofarmaceutico.com
La desnutrición relacionada con la enfermedad de los pacientes constituye en la actualidad un problema sanitario de elevada prevalencia y un alto coste sanitario. En España, el 23 por ciento de los pacientes ingresados en hospital está en riesgo de desnutrición, lo que supone un gasto sanitario extra que oscila entre los 900 y los 1.700 millones de euros anuales para el sistema nacional de salud, según el estudio Predyces (Prevalencia de la Desnutrición Hospitalaria y Costes Asociados en España), realizado por la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral entre 2010 y 2011 en más de 1.500 pacientes de 31 centros hospitalarios.


Cuando el estado nutricional del paciente es deficiente, se compromete el retraso en la recuperación, se incrementa la tasa de reingresos prematuros, se facilita una mayor susceptibilidad de la infección y se altera sensiblemente la independencia del individuo y su calidad de vida. Por ello, "es fundamental que se adopten medidas para mejorar esta situación en los hospitales", según explica a CF Begoña Olmedillo, de la Sociedad Española de Nutrición (SEN), y más aún cuando el 9,6 por ciento de los pacientes no desnutridos desarrolla desnutrición durante su hospitalización, según los datos del estudio.
En busca de este objetivo de mejora, un total de 22 entidades científicas entre las que se encuentran la SEN, la Senpe y la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), en colaboración con Nestlé Nutricion, han elaborado un documento de consenso multidisciplinar con recomendaciones concretas sobre el abordaje de la desnutrición hospitalaria en España.
En opinión de Julia Álvarez, de la Senpe, este documento, del que dispone CF en exclusiva, "persigue alcanzar el cribado universal de la población susceptible de sufrir algún grado de malnutrición, algo fundamental en todos los ámbitos sanitarios pero muy especialmente en el hospitalario, donde el 50 por ciento de los mayores de 85 años sufre malnutrición en el momento del alta".
SOLUCIONES PROTOCOLIZADAS
Entre las causas principales de este problema, explica Olmedillo, "están el hecho de que los servicios de alimentación de la mayoría de los hospitales presentan deficiencias al ofrecer menús poco atractivos y con protocolos de dietas en ocasiones deficientes y poco adaptadas a los pacientes concretos". A esto, añade, "hay que señalar la falta de sensibilidad de los sanitarios ante este problema, por la escasa formación recibida en nutrición y por el desconocimiento de la trascendencia de la desnutrición". Por todo ello, considera "fundamental que los responsables de la gestión de los hospitales tomen conciencia de este problema y se tomen medidas para abordarlo de una manera multidisciplinar".
Para esta experta, "una buena solución sería contar con unidades de soporte nutricional en el hospital, pero esto se hace en muy pocos centros". Por ello, Guadalupe Piñeiro, de la SEFH, propone "como alternativa útil y eficaz establecer un método de cribado para diagnosticar la desnutrición y abordarla" (ver cuadro adjunto). Esta medida, señala, "permite a los sanitarios conocer en qué estado nutricional entran y salen los pacientes del hospital". Así, "se puede reaccionar en caso de desnutrición durante y después del ingreso", indica.
Según recoge el consenso, este cribado debería hacerse entre las 24-48 horas del ingreso hospitalario para detectar el problema de una forma precoz. Además, debería realizarse por profesionales de la salud que tengan formación y experiencia y que estén implicados en la atención directa del paciente. En este sentido Olmedilla recuerda que "el farmacéutico, por su formación en nutrición, es un sanitario muy capacitado para desempeñar estas funciones". No obstante, señala a CF Rosa Burgos, del Hospital Valle de Hebrón, en Barcelona, "la intervención nutricional deberá involucrar a médicos, enfermeros, farmacéuticos y a los servicios de hostelería de los hospitales".
Ante un paciente con cribado negativo, el documento recomienda repetir el cuestionario al menos una vez a la semana a modo de seguimiento. En los pacientes con desnutrición se recomienda prescribir consejos sobre soporte nutricional para realizar en el domicilio del paciente. En este sentido, se aconseja informar al paciente y a sus cuidadores sobre el tratamiento prescrito de forma verbal y escrita. Para Olmedilla, "es fundamental que, tanto en el hospital como en primaria y en la botica, se explique al paciente la importancia de seguir las recomendaciones nutricionales prescritas". Y es que "la mayoría hace caso omiso de su alimentación y no saben que es fundamental para su salud".

En 5 ideas

1. PREVALENCIAEn España, el 23 por ciento de los pacientes ingresados en un hospital está en riesgo de desnutrición. El 9,6 por ciento de los enfermos sale del hospital desnutrido.
2. COSTE
La desnutrición hospitalaria en España supone un gasto sanitario extra que oscila entre los 900 y los 1.700 millones de euros anuales para el sistema nacional de salud.
3. CAUSA
Algunas causas de este problema son que los servicios de alimentación de la mayoría de hospitales presentan deficiencias y ofrecen menús poco atractivos y con dietas deficientes.
4. SOLUCIONES
La solución sería implantar unidades de soporte nutricional en los hospitales pero, ante la falta de ellas, se aconseja seguir protocolos de cribaje para detectar el problema a tiempo.
5. MÁS SENSIBILIZACIÓN
Es importante que tanto los profesionales sanitarios como los pacientes sepan que la alimentación influye en la evolución de la enfermedad y en la calidad de vida del afectado.