miércoles, 4 de mayo de 2011

DIPUTADOS SANCIONÓ LA LEY DE MEDICINA PREPAGA

Fuente: ncn.com.ar
Después de dos décadas de fracasos, la Cámara baja logró sancionar definitivamente una norma marco que regule la actividad de las empresas privadas que presten servicios de salud.


Luego de superar el escollo del quórum y debatir durante cinco horas, la Cámara de Diputados sancionó definitivamente la ley de Medicina Prepaga, con el voto favorable de la mayoría de los sectores políticos, aunque surgieron severas críticas.

En la tercera sesión del año, la Cámara baja sancionó por votos 190 a favor y 29 abstenciones.



La ley de Prepagas obtuvo con el respaldo político de la bancada del Frente para la Victoria; Nuevo Encuentro y el resto de los aliados del Gobierno. Además, varios bloques de la oposición votaron a favor. Ellos son: Unión Cívica Radical; Partido Socialista; GEN; Proyecto Sur; y la mayoría del Peronismo Federal.

Para evitar una votación políticamente incorrecta, los diputados del sector de Francisco De Narváez del Peronismo Federal y el PRO se abstuvieron al igual que la Coalición Cívica.

El debate

En la etapa final de la discusión en el recinto, el jefe de bloque del Peronismo Federal, Felipe Solá, adelantó que “en líneas generales, el Peronismo Federal va a votar a favor de la ley de Prepagas al igual que en el 2008. Por razones éticas y morales, porque la salud es un derecho universal y al mismo tiempo es un negocio de millones de pesos y hay que regular el sector más rico del sistema de la salud”.

“No coincido con la Coalición Cívica con hacer una ley más integral, sino que primero hay que sacar esta ley y luego vemos si hay que cambiarla”, sostuvo el legislador Solá.

En referencia a los empresarios, Solá apuntó: “Ustedes ganan con la salud pero nosotros vamos a remarcar las cosas que no pueden hacer como, por ejemplo, romper los contratos porque son viejos o subir las cuotas a los viejos”, manifestó el diputado del Peronismo Federal y remarcó que “le aumentan indiscriminadamente porque tienen un mercado cautivo”.

“En la duda, vamos a jugar al paciente”, sentenció Solá, quien criticó el aumento constante de las cuotas por crecer.

Con respecto a las teorías que afirman que podría afectar a las empresas privadas, no “peligra la máxima rentabilidad de las Prepagas”, concluyó el ex gobernador bonarense.

En el inicio del debate, el miembro informante del dictamen de mayoría del proyecto de ley de Medicina Prepaga, el presidente de la Comisión de Salud de la Cámara baja, Antonio Morante (FpV), defendió el proyecto y explicó que “por cada peso que va al sistema público de Salud, van $ 3,5 a la medicina prepaga”. Y agregó: “El monto de dinero que hoy va triplicar la prestación de servicio publico de salud”.

En un fuerte discurso contra las obras sociales de los sindicatos y alarmando sobre la situación de los recursos de las empresas privadas que prestan servicios de salud, el diputado de la Coalición Cívica Juan Carlos Morán disparó: “Hay que regular las Prepagas pero no a causa de hacerle el negocio a los sindicalistas corruptos como Hugo Moyano”.

“No ayuda a mejorar la calidad del servicio de la salud de los ciudadanos”, destacó la diputada del PRO Gabriela Michetti, quien volvió a anunciar que el macrismo presentará una ley integral de servicio de Salud.

Esta ley “genera un peligro importante por la disminución del subsistema privado de salud”, agregó la diputada que no votará en contra de la ley sino que se abstendrá. En la misma dirección que Michetti lo hará el bloque del PRO, en un voto pensando en las elecciones y no quedar mal ante la sociedad que exige esta ley.

La diputada peronista Graciela Camaño salió al cruce a Morán y Michetti con fundamentos. “Después de muchísimos años se va a lograr que los pacientes van a dejar de ser usuario y consumidores y van a ser lo que nunca debieron dejar de ser: paciente”. “Esa es la buena noticia porque son los pacientes los que durante años han tenido que resolver sus problemas”, sentenció la diputada bonaerense.

Fiel a su estilo, Camaño señaló que “en el año 83 hasta 2009 desfilaron por las Cámaras 49 proyectos de ley y muchas veces tuvimos la amenaza del tratamiento. Y en el medio de esos años, las prepagas tuvieron un ministro de Salud, Alberto Mazza ; más lobby que los sindicalistas que algunos tanto critican”.

Y agregó: “En el proceso de desregulación -del sistema de la salud- de ese Ministro que representaba a las Prepagas, se metieron en las obras sociales y captaron a las pequeñas obras sociales conquistando a los asalariados que más sueldo cobran”.

“Es cierto que el diablo metió la cola en el artículo 1º en el Senado, pero el problema está en la medicina privada de salud porque para las empresas siempre seguirá siendo un negocio”, concluyó la diputada peronista.

Ante las críticas por los cambios realizados en el Senado, la diputada de Nuevo Encuentro Vilma Ibarra comentó que aquellos cambios en la Cámara alta tuvo el sentido de eliminar a “aquellos que no tienen fines de lucro y por eso se excluyen las obras sindicales, cooperativas, fundaciones, mutuales y asociaciones civiles”.

Asimismo, Ibarra planteo que “se debe controlar que estas formas de asociaciones no reparten dividendos porque existen esos abusos”.

Si bien votarán a favor, desde el bloque del GEN, la diputada Virginia Linares, afirmó que “hay que ponerse a trabajar que complemente esta ley y regule el tipo de situaciones de asociaciones civiles que brindan un servicio de salud privado con fines de lucro”.
Por parte del radicalismo, el diputado Agustín Portela, quien votará a favor pero no está completamente convencido, afirmó: "Nosotros decimos que hay que lograr la ley más perfecta posible porque está en juego la calidad de la salud de más de 4 millones de argentinos. Y decimos que esta ley tiene una autoridad de aplicación que todo el mundo dice que es el Ministerio de Salud y lo es parcialmente. También tiene otros como la Secretaría de Comercio”.

Además, el diputado radical expresó: “Queremos buscar un equilibrio. Esta es una ley que es un castillo de naipes, en el que si algo se mueve mal se cae todo y el perjudicado sigue siendo el afiliado que es el que va a buscar salud a ese sector. Lamentablemente el sistema de salud en la Argentina está fragmentado y alguna vez tendremos que sentarnos a discutir y a generar un sistema único de salud”.

A favor de la iniciativa, el jefe de bloque del Socialismo, Lisandro Viale, aseveró que “la empresa que trabaje seriamente no tiene nada que temer con la aprobación de esta ley”. También el diputado del PS sostuvo que “esta norma tendrá consecuencias en la vida de 4,5 millones de usuarios o afiliados, quienes son los que por falta de un marco legal adecuado quedaban en un absoluto estado de vulnerabilidad ante las decisiones unilaterales o discrecionales que se toman en el sector”.

Quórum


Tal cual lo había adelantado la vicepresidenta segunda de la Cámara baja, Patricia Fadel (FpV) a NCN, con 129 se alcanzó el número necesario para iniciar la sesión especial convocada por la bancada oficialista, y esto fue posible gracias a la asistencia fundamental de los bloques del GEN, Socialismo y el interbloque de Proyecto Sur y al PJ Cordobés, que se sumaron al Frente de la Victoria y sus aliados. Luego, ingresó la oposición y ya se debate la ley de Medicina Prepaga.