lunes, 2 de mayo de 2011

ULTIMO INFORME DE LA ONU SOBRE EL SIDA

 

A 30 años del primer caso de sida, la ONU pide respuestas audaces y bajar costos en lucha contra el sida

Reproducimos a continuación una noticia recibida a traves de CIAS.
El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, insta a intensificar la lucha contra el SIDA con estrategias audaces y frenar los costos "insostenibles" que la socavan 30 años después de la detección de esta pandemia.

"Tenemos que adoptar decisiones audaces que van a redefinir completamente la respuesta al SIDA", dijo este jueves el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, en un informe publicado en Nairobi (Kenia).

Según Ban Ki-moon, el mundo está en la "hora de la verdad" en relación a esta epidemia que ha matado a más de 25 millones de personas. Además más de 60 millones han sido infectadas por el virus.

"Tenemos una oportunidad única de medir los progresos registrados y de estudiar de manera honesta y crítica los obstáculos que hacen que la epidemia siga yendo más rápido que la respuesta que le damos", añadió Ban Ki-Moon.

Para el secretario general de la ONU el objetivo acordado en 2010 es "cero nuevas infecciones, cero discriminación y cero muertes debido al SIDA".

Sin embargo, "cada día, más de 7.000 personas resultan infectadas, entre ellas, 1.000 menores. Ningún país escapa a los estragos de esta epidemia verdaderamente mundial", subrayó.

En 30 años, ha habido progresos, especialmente en el acceso a los tratamientos contra el SIDA para más de seis millones de enfermos en los países pobres.

El 5 de junio de 1981, los epidemiólogos estadounidenses de Atlanta constataron casos particulares de neumonía mortal entre los jóvenes homosexuales.
En 1983, los investigadores franceses del Instituto Pasteur descubrieron la existencia de un nuevo virus, que provocaba el SIDA, actualmente denominado Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Para el máximo funcionario de la ONU, el principal desafío es el aumento casi incontrolado de los costos, mientras que los ingresos se han estancado prácticamente desde 2007 en menos de US$16.000 millones, pese a que cada vez hay más infectados y que los enfermos tienen que medicarse toda su vida.

Ban espera que para 2015 los gobiernos se comprometan a reducir la transmisión sexual del VIH en un 50%, garantizar que 13 millones de personas tengan acceso al tratamiento necesario, que el número de muertos por tuberculosis en los seropositivos, principal causa de muerte, se reduzca a la mitad y que se elimine la transmisión del virus de madre a bebé.

"Es una grave injusticia mundial que cada año 370.000 recién nacidos contraigan el VIH en los países de escasos y medianos ingresos", cuando ese modo de transmisión ha sido prácticamente eliminado en los países ricos.

"El acceso a los servicios de salud, incluidos los programas de prevención y de tratamiento contra el SIDA, forman parte de los derechos humanos", declaró Rebecca Awiti, una responsable de la asociación keniana "Mujeres en lucha contra el SIDA en Kenia".

Awiti, quien es portadora del virus del SIDA, estaba acompañada en la tribuna por sus tres hijos, quienes no contrajeron la enfermedad gracias al tratamiento a base de antirretrovirales del que gozó durante su embarazo