martes, 16 de agosto de 2011

DENUNCIAN QUE HOSPITALES PORTEÑOS DEJAN SIN ATENCIÓN A CIUDADANOS EXTRANJEROS

 Fuente: miradaprofesional.com
A poco de asumir su mandato, el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri realizó polémicas declaraciones, donde habló de dar prioridad a los habitantes de la Ciudad en los hospitales públicos bajo su órbita. Esto marcó una peligrosa tendencia en la salud pública porteña, en la mira de entidades sociales desde esos días. Esta semana, la Defensoría del Pueblo denunció que esa idea se hizo realidad en muchos de los nosocomios, en especial con ciudadanos extranjeros. Según la entidad, existe una recomendación para que no atiendan a pacientes que lleguen sin DNI argentino.


La advertencia de la Defensoría del Pueblo porteña se conoció ayer e involucra al Cobertura Porteña de Salud (CoPS), que según la normativa debe dar atención obligatoria. Luego de que un ciudadano peruano denunciara que no fue anotada en el plan por su condición de extranjero, la Defensoría inicio un expediente que terminó con la denuncia.

Al parecer, la orden del gobierno porteño es que en los efectores públicos de salud se pidan documentación antes de efectuar cualquier tipo de asistencia. Por esto, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires reclamó a las autoridades de salud del gobierno local que permitan de acuerdo con la normativa vigente la inscripción al programa Cobertura Porteña de Salud (CoPS) a extranjeros sin DNI, que puedan acreditar la residencia en el país.

La entidad pudo acreditar situaciones de discriminación en los hospitales Argerich y Ramos Mejía. Según una nota publicada por el portal Noticias Urbanas, “en las respuestas elaboradas por las autoridades de ambos hospitales a los requerimientos de Defensoría del Pueblo, se justificó la medida a raíz de la existencia de disposiciones que exigen la presentación de DNI o constancia de DNI en trámite”, que realizó el gobierno de Macri.

En particular, se explicó que el requisito de DNI para la inscripción al Plan Médico de Cabecera consta tanto en los cuadernillos instructivos para la implementación del programa que fueron entregados a todo el personal de los stands en los hospitales generales de agudos, así como en la folletería entregada al público.
Ante este cuadro de situación, el organismo de control concluyó que ante la reiteración de estos cuadros donde se niega el acceso a la salud pública permite decir que tal coerción de derechos está “generalizada”. Además, que en el acceso a tal programa el requisito obligatorio de DNI para la inscripción se constituye en una condición de carácter excluyente que como tal no es exigido por la normativa de creación del programa.

“La identidad de los inscriptos es acreditable con la presentación de diversos documentos y en el caso de personas extranjeras se hará mediante el documento del país de origen o pasaporte. De ninguna manera debería exigirse para ello DNI argentino de modo excluyente”, remarcaron desde la Defensoría.

Ahora, ya existe una recomendación al Gobierno Porteño para que autoricen la inscripción al Programa CoPS a toda persona que lo solicite, y acredite ser habitante de esta ciudad y sin cobertura de salud, posea o no DNI argentino.