lunes, 8 de agosto de 2011

NOVEDOSO TRATAMIENTO CONTRA LA OSTEOPOROSIS POST MENOPÁUSICA

Fuente: www.noticias.terra.ar
Un nuevo tratamiento para mujeres con osteoporosis post menopáusica reduce el riesgo de fracturas en todo el esqueleto con una inyección cada 6 meses fue aprobado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Se trata de Denosumab (cuyo nombre comercial es Prolia), que tiene un mecanismo de acción diferente a otros tratamientos disponibles para la osteoporosis ya que es la primera y única terapia aprobada que actúa específicamente sobre el RANK Ligando (RANK-L) un regulador esencial de los osteoclastos (células que producen el desgaste y deterioro del hueso).

Denosumab ayuda a detener el proceso que causa la pérdida ósea en el esqueleto, resultando en una mayor densidad ósea, huesos más fuertes y una reducción del riesgo de sufrir fracturas de columna, cadera y otros huesos no vertebrales.

La nueva mólecula, devuelve el balance fisiológico de formación y resorción.

En Argentina 1 de cada 4 mujeres mayores de 50 años sufren de osteoporosis y a pesar de existir diferentes opciones de tratamiento, muchas de estas mujeres experimentan fracturas debido a un bajo o pobre cumplimiento y persistencia con su terapia. Con eficacia comprobada, una inyección de denosumab cada 6 meses ofrece una alternativa a los actuales tratamientos para mujeres que sufren de esta enfermedad.

La baja adherencia al tratamiento reduce la eficacia para prevenir fracturas.

En este sentido Zulema Man, médica especialista en endocrinología, medicina nuclear y osteología, afirmó que "este nuevo tratamiento contribuye a resolver una necesidad insatisfecha ya que podría lograrse el 100% de adherencia con solo dos aplicaciones al año (una por semestre)".

La aprobación de la nueva droga está basada en los datos obtenidos en seis estudios clínicos de fase III.

Estos demostraron que administrando denosumab a través de una inyección subcutánea cada 6 meses (60mg), se redujo significativamente la incidencia de fracturas e incrementó la densidad mineral ósea (una medida de fortaleza del hueso) en todos los puntos del esqueleto que fueron medidos.

Se demostró un 68% de reducción del riesgo de fractura de vertebras a lo largo de 3 años, 40% cadera y 20% no vertebrales.

Para Man, que es directora del Curso de Posgrado en Osteología de la Universidad Favaloro, la osteoporosis, referida habitualmente como la "epidemia silenciosa", es "un problema global que se está incrementando significativamente en tanto la población mundial aumenta y envejece".

"La Organización Mundial de la Salud (OMS) recientemente ha identificado a la osteoporosis como una prioridad de salud, junto a otras importantes enfermedades no transmisibles", manifestó la especialista.

Un 40% de mujeres mayores de 50 años sufrirán fracturas por osteoporosis en sus vidas.

El dolor, discapacidad y pérdida de la independencia asociados con la osteoporosis pueden impactar significativamente la salud mental y mermar la calidad de vida de la mujer. Las fracturas, especialmente de cadera, pueden ser devastadoras: casi un 20% de los pacientes muere dentro del primer año después de una fractura de cadera, y un 80% no puede realizar por sí mismos al menos una actividad de su vida habitual. Aproximadamente 34.000 fracturas de cadera ocurren cada año en nuestro país, con un promedio diario de 90 fracturas por día. Las fracturas por osteoporosis pueden también imponer una carga financiera importante para el paciente y los servicios de salud, en la Argentina los costos por fracturas se estiman en 190 millones de dólares por año.

Junto con una dieta apropiada y ejercicios con carga, las medicaciones pueden ayudar a enlentecer la pérdida ósea y a reducir el riesgo de fracturas.

Sin embargo, y a pesar de que hace más de 10 años que existen tratamientos disponibles, el riesgo de sufrir una fractura durante la vida permanece alto a nivel mundial.

La especialista puso de relieve que "la carga económica de la osteoporosis es comparable a la de otras enfermedades crónicas importantes".

En mujeres mayores de 45 años de edad, la osteoporosis es responsable de más días de hospitalización que muchas otras enfermedades, incluida la diabetes, ataque cardíaco y cáncer de mamas.

A pesar de la conciencia creciente acerca de la osteoporosis, se espera un aumento del número de fracturas osteoporóticas y, a medida que aumenta la población mayor en Europa, el costo económico para todas las fracturas osteoporóticas aumentará de 31,7 mil millones de Euros en 2000 a un estimado de 76,7 mil millones de Euros en 2050.

Los costos totales asociados con la osteoporosis en Australia son de 7,4 mil millones de Dólares australianos al año, de los cuales 1,9 mil millones corresponden a costos directos.

En Argentina se estima que solamente los costos asociados a la hospitalización por fracturas de cadera y vertebrales superan los 190 millones de dólares por año.

El antecedente de fracturas por fragilidad es un factor de riesgo importante para otras fracturas futuras.

El riesgo de sufrir una fractura posterior aumenta a más del doble en personas con una fractura previa de vértebras o cadera.

Existe una gran necesidad de nuevas terapias para la osteoporosis, incluidas aquéllas que puedan demostrar eficacia en todos los sitios óseos, incluida la columna vertebral y caderas.

La fractura de cadera, aunque no es la fractura osteoporótica más común (0,89 millones), sigue siendo la más devastadora y puede conducir a la muerte.

Las fracturas de cadera también generan los costos económicos más altos. Estos pacientes requieren hospitalización durante periodos prolongados de tiempo y al menos un tercio de ellos perderán su independencia.

En Europa, el costo del cuidado de pacientes en el primer año después de una fractura de cadera se estima en 14,7 mil millones de Euros, y este número aumenta a 25 mil millones de Euros al considerar todas las fracturas osteoporóticas