miércoles, 24 de agosto de 2011

COSTA RICA: TRES PARTIDOS FRENAN LEY DE INVESTIGACIÓN BIOMÉDICA

 Fuente: La Nación de Costa Rica
La urgencia del Gobierno, de empresas ligadas a la medicina y de un sector de la academia, enfrenta ahora una decidida lentitud de una parte de diputados que objetan el proyecto de ley de investigaciones clínicas con humanos.
El Partido Acción Ciudadana (PAC), mayor fuerza opositora en el Congreso, llamó ayer a repensar el proyecto, el cual está en última fase de discusión, después de ser aprobado en una comisión.
Problemas con las instituciones que controlarían las investigaciones, delitos mal establecidos, desventajas para las universidades y desprotección de los pacientes, son algunos de los diez señalamientos divulgados ayer por la diputada María Eugenia Venegas, encargada del PAC para este proyecto.
Estas posiciones las acuerpan también diputados del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) y Frente Amplio (FA), quienes coinciden en que la ley prioriza una “lógica comercial” por encima de los derechos humanos.
Venegas llamó la atención sobre la velocidad con que se ha tramitado el proyecto; un año, una rapidez inusual en la dinámica legislativa. Ella lo atribuye a la presión de empresas privadas que en este momento están imposibilitadas de probar en Costa Rica sus tratamientos con seres humanos.
Venegas llamó a reflexionar más sobre la ley, a pesar de que también hay urgencia de académicos de las universidades públicas. “Las prisas de los académicos no son mis prisas” dijo ella minutos antes de etiquetarse como académica.
De momento está prohibido emprender investigaciones científicas con seres humanos, pues aún prima un fallo de la Sala Constitucional que derogó un decreto ejecutivo sobre el tema y estableció la necesidad de crear una ley específica.
Esa ley es la que discuten en el Congreso ante la expectativa de investigadores universitarios, de empresas farmacéuticas y del Gobierno, que la consideran vital para atraer nuevas inversiones. “Es absolutamente indispensable”, dijo en mayo la ministra de Comercio Exterior, Anabel González.
Con ella coincidió ayer la diputada Xinia Espinoza, encargada de la fracción oficialista para este tema, quien consideró incomprensibles las objeciones de Venegas.
“Ella trabajó mucho con este proyecto. Debería uno ser consecuente y no anunciar que va a entrabar por entrabar”, dijo Espinoza quien considera que el problema es “que hay muchos diputados que creen tener la razón y creen que siempre hay negocio oculto”.
La legisladora Rita Chaves (PASE), quien preside la Comisión de Asuntos Sociales, advirtió que el proyecto enfrenta un panorama difícil en el plenario en estas sesiones extraordinarias, pues se prevé una lluvia de mociones y también una consulta de constitucionalidad.
“Tenemos que hacer entender al plenario que sería una irresponsabilidad dejar en manos políticas el control de las investigaciones”, dijo Chaves, en alusión al poder que tendría el Ministerio de Salud sobre el Consejo Nacional de Investigación en Salud (Conis), encargado de supervisar el sistema de investigaciones biomédicas.
Chaves también lamentó que no se hayan prohibido las investigaciones en niños y que no se garantice a las personas acceso gratis a los productos en cuya experimentación hayan participado.